Video

Las mejores ciudades para visitar en Navidad

Si quieres disfrutar de la Navidad en algunas de las ciudades más espectaculares, ¡toma nota!

00:26

Hay ciudades que siempre son un destino perfecto, pero que, además, en Navidad ven multiplicado su encanto. Te proponemos visitar algunas de ellas:

 

- Madrid: La capital española destaca por tener una de las iluminaciones navideñas más populares de Europa. Las principales calles se engalanan: Serrano, la Puerta de Alcalá, Gran Vía, la calle de Preciados, la Puerta del Sol o la Plaza Mayor. También se puede patinar sobre hielo en algunas de las diferentes pistas de hielo que se reparten por toda la ciudad, visitar diferentes mercados navideños, ver el tradicional y popular espectáculo conocido como Cortylandia, que todos los años tiene lugar en el Corte Inglés de Preciados, un espectáculo en teoría infantil, pero que se ha convertido en un reclamo navideño para todos los públicos. Y también hay un autobús que recorre las calles del centro histórico de Madrid conocido como Navibus.

 

-Londres. Año tras año, unos de los mayores reclamos de esta ciudad en la época navideña es visitar Winter Wonderland en Hyde Park, todo un parque de atracciones navideño en el que se puede encontrar una enorme pista de hielo al aire libre, atracciones y espectáculos navideños, entre otras cosas. Otra buena idea es perderse por Carnaby Street, recorrer diferentes mercadillos navideños de la ciudad, entre los que destaca el de Southbank, ver las luces de Navidad y el árbol gigante que ponen en Covent Garden, hacer compras navideñas en Harrods. Hay para no aburrirse.

 

-Nueva York. Siempre es un destino popular, pero en Navidad, Nueva York se convierte en una de las ciudades del mundo más visitadas. Toda la iluminación navideña que inunda sus calles es espectacular, por lo que perderse en cada rincón es una delicia. Una cita ineludible es contemplar el gran árbol de Navidad que se instala en Rockefeller Center. También es muy popular celebrar la llegada del Año Nuevo en Times Square o visitar los almacenes Macy’s para disfrutar de sus escaparates, además dentro se encuentra el Papá Noel más famoso, ya que ha salido en varias películas de Navidad.

 

-París. Pasar la Navidad en París es, sin duda, toda una experiencia. Se puede disfrutar de la iluminación navideña que engalana las principales calles de la ciudad, pero en especial merece mucho la pena contemplar la de la avenida de los Campos Elíseos, la de la avenida Montaigne o Bercy Village, entre otras. Otro de los grandes atractivos de París en Navidad es patinar en alguna de las múltiples pistas de hielo al aire libre que se instalan por toda la ciudad. Como en la mayoría de ciudades europeas en la época navideña, los mercadillos son muy populares. Si vas, no puedes perderte el mercado de Navidad de la avenida de Campos Elíseos y, como no, visitar Disneyland Paris en Navidad es una idea fantástica y disfrutarán de ello tanto mayores como niños. Además, la ciudad se llena de tiovivos con gran encanto.

 

-Berlín. Berlín en Navidad tiene aún más atractivo que en cualquier otra época del año. Sus mercadillos navideños son de los más populares en toda Europa y entre ellos destacan los de Gendarmen Markt, Potsdamer Platz, el de Küdamm, y el de Alexander Platz. Celebrar la Nochevieja junto a la Puerta de Brandenburgo y su larga fiesta que se prolonga toda la noche por los locales de moda, disfrutar de los estrenos en los teatros y las óperas de Berlín. ¡Ah! Y combate el frío con el glühwine, un vino caliente especiado muy popular.

 

-Roma. Roma es otro de los destinos más atractivos y populares para visitar en Navidad, y eso que no hay ni uvas, ni campanadas… Todo el centro histórico se llena de luces navideñas. Si visitar las iglesias de Roma siempre es recomendable, se sea religioso o no, en Navidad cuentan con un plus: en muchas de ellas se instalan fantásticos belenes. Uno de los belenes más populares es el que se pone en la Plaza de San Pedro. Visitar la Plaza Navona en esta época es obligatorio, ya que se puede disfrutar de un bonito tiovivo y de un mercadillo navideño para comprar dulces, figuritas de Navidad, regalos y 'calze della befana', que son los calcetines que la befana, una bruja, trae a los niños italianos el 6 de enero cargados de golosinas o de carbón, según cómo se haya sido de bueno… ¡Ah! Y para cenar en Nochevieja unas ricas lentejas.

 

Puedes ver más destinos navideños aquí.

Continúa leyendo...

Contenidos similares

COMENTARIOS