Revista Mía

Ayúdale a que le guste el cole

¿Sólo lleva un mes de curso y ya está cansado o desmotivado? Con actitud positiva y unas sencillas pautas, puedes ayudarle a cambiar rutina por ganas.

¿Sólo lleva un mes de curso y ya está cansado o desmotivado? Con actitud positiva y unas sencillas pautas, puedes ayudarle a cambiar rutina por ganas.
Igual que a ti, a tu hijo le afecta la vuelta a la rutina. ¡A todos nos gusta estar de vacaciones! Pero el curso escolar no ha hecho más que empezar. En gran medida, con tu actitud puedes evitar que se le haga cuesta arriba o que le resulte traumático.

Siempre en positivo

Resalta lo bueno. Cuando se queje de todo lo que tiene que hacer o de los madrugones, recuérdale que en el cole: pasa mucho tiempo con sus amigos, aprende cosas nuevas cada día… ¡y que este año es ‘un curso’ mayor que el anterior!
Dale ‘premios’ verbales. La motivación es muy importante. Y para tu hijo, un incentivo verbal, un ‘piropo’ cuando hace bien las cosas, motiva tanto como un regalo. Y recuerda: el efecto de un elogio dura más que el de un reproche.
No uses tanto el ‘no’. En lugar de decirle “Si no acabas los deberes, no hay tele”, es mejor: “Cuando acabes los deberes, vemos la tele”. Es un mensaje más claro y le sirve de refuerzo positivo para hacer las tareas.
Háblale bien de los profes. Y para eso, antes debes conocerlos y tratar de llevarte bien con ellos. Acude a las tutorías de buen talante. Y no los desacredites delante de tu hijo: les perderá el respeto.
Y el ‘finde’… a disfrutar. ¿A ti te apetece trabajar el fin de semana? Pues a él tampoco. Así que procura que llegue al sábado libre de tareas… y disfruta tú también haciendo cosas divertidas con tu hijo.
tracking