Revista Mía

¿Deben premiarse las buenas notas?

Reflexionamos sobre cómo debemos elogiar los buenos resultados académicos de los más pequeños.

El tema de recompensar a los niños según sus buenas notas con regalos y demás premios siempre ha generado mucha polémica. Por una parte, los niños deben sentirse realizados y debemos motivarlos, animarlos y elogiar sus logros académicos. Pero, por otra parte, recompensar sus buenas notas con objetos materiales solo hará que se sientan abrumados y estudien solo por el valor de la recompensa final.

Motivación: clave básica

Siempre debemos trasmitir a nuestros hijos que, los resultados escolares son algo fundamental para su realización futura. Explicárselo con palabras sencillas, de manera tranquila y alegre hará que los niños aprendan a ser responsables con sus estudios. Motivar el aprendizaje es algo básico para que aprendan a entender la importancia de la formación educativa.
Es muy importante que los niños aprendan que las buenas notas y calificaciones académicas son sumamente necesarias. Ahora bien, hay que intentar que el niño lo absorba de una forma sana y óptima, sin caer en el estrés o en la competencia extrema que puede aislarlos de su círculo cercano. Aprender disfrutando es un plus en su formación educativa.
Es de suma importancia hacerles ver a nuestros niños que estamos orgullosos de sus logros vitales, y, en este campo, elogiar sus buenas notas es algo que debemos hacer siempre. Trasmitirles nuestra alegría y orgullo por sus buenos resultados hará que se sientan gratamente reconfortados y vean la importancia de la responsabilidad. En cuanto a hacerles un regalo, debemos evitar que cada vez que saquen buenos resultados les compremos algo material. De este modo, el niño nunca aprenderá a entender la importancia del estudio y de la responsabilidad, por el contrario, solo estudiará por la finalidad de obtener el resultado material. Una recompensa como un viaje, una visita al parque o al cine es mucho mejor que un objeto fisico y efímero y, además, estrechará mucho más los lazos entre la madre y el hijo.
tracking