Revista Mía

Cómo cocinar platos deliciosos con tofu

Este derivado de la soja es considerado por muchos como algo aburrido, pero eso es porque no han experimentado con sus muchas posibilidades en la cocina. Te damos algunas ideas para sacarle el máximo partido.

Conocido por muchos como 'la carne de los vegetarianos', el tofu es uno de los alimentos de moda. Si bien muchos lo consideran algo insípido, lo cierto es que este derivado de la soja puede ser algo delicioso y ofrece un sinfín de posibilidades en la cocina. Además de escoger un tofu de calidad (no, no son todos iguales), es importante saber cómo sacarle el máximo partido. Hoy te damos unas cuantas ideas para cocinarlo, más allá del típico guiso o salteado.
Como te decíamos, el tofu proviene de la soja, una legumbre que ya de por sí ofrece un montón de beneficios a nivel nutricional. Su excelente aporte de proteínas de origen vegetal lo convierte en uno de los alimentos favoritos de veganos y vegetarianos. Además, es rico en hierro y puede tener altas cantidades de calcio. Pero no estamos aquí para hablarte de sus (muchas) propiedades nutricionales, sino para mostrarte su potencial a la hora de cocinarlo.
Lo primero es escoger un tofu de una calidad decente y con una textura firme. En el supermercado puedes encontrar tofu ya mezclado con otros ingredientes, aunque también lo puedes comprar al natural y prepararlo a tu gusto en casa. Por lo general, el tofu es algo soso por sí solo, pero hay que destacar su capacidad de absorber aromas y sabores.

Cómo sacar el máximo partido al tofu: todo lo que hay que saber

Antes de cocinarlo, es importante escurrirlo para sacarle todo el agua. Para ello, mete el tofu en un colador y presiona suavemente para eliminar el exceso de líquido. Una vez que lo hemos escurrido, podemos cortarlo en triángulos o rectángulos que se puedan comer de un solo bocado. Lo que queremos es que el tofu quede bien dorado, ligeramente caramelizado, de modo que saque a relucir todo su potencial en la cocina. Para ello, podemos cocinarlo en una sartén antiadherente con unas gotitas de aceite, hasta que se dore y su textura sea ligeramente crujiente. Después añadiremos sal y nuestras especias favoritas.
El tofu es ideal como sustituto vegetal de la carne en cualquier receta vegana, pero todavía tiene más que ofrecer, pues es muy versátil. Además de utilizarlo como un ingrediente más de salteados y woks con verduras, podemos mezclarlo con alguna de las salsas más saludables, usarlo como relleno de unos tacos, bocadillos o incluso rollitos de primavera. Si lo machacamos, podemos usarlo como sustituto de la carne picada, o incluso cocinarlo a modo de revuelto. También queda muy bien en recetas dulces. Si no has probado el tofu dulce con jengibre, no sabemos a qué estás esperando.
Eso sí, no te recomendamos marinar el tofu. Si bien es un alimento que absorbe muy bien los sabores, pero con la técnica del marinado quedaría con una textura demasiado blanda, no demasiado agradable al paladar. Lo que sí podemos hacer es rebozarlo con panko o tempura. Si queremos algo más ligero, podemos rebozarlo con fina capa de almidón de maíz o de arroz.
Como ves, el tofu no tiene nada de aburrido, solo es cuestión de echarle imaginación. ¡Ahora es tu turno!
tracking