Revista Mía

Las hierbas aromáticas que no deberían faltar en tu cocina

Potencia el sabor de tus platos utilizando hierbas aromáticas. Cada una de ella aportará matices diversos que marcarán la diferencia en tus recetas.

Perejil

El perejil es una de las hierbas más utilizadas en el recetario español, y es que puedes añadírselo a casi cualquier receta, ya sea bien picadito integrado durante la elaboración de la misma, o bien, separado en ramitas y puesto al final, justo para decorar el plato. Puedes añadirlo a sopas, aliños, guisos, arroces, platos de pasta… Sobre todo irá súper bien con pescados a la plancha y en la elaboración de salsas.

Orégano

Aunque no lo creas, el orégano puede utilizarse para muchísimas recetas además de la pizza o la pasta. Eso sí, debes tener en cuenta que fresco es bastante más aromático que seco, por lo que tendrás que moderar la cantidad que utilices. Prueba a mezclarlo con otras hierbas aromáticas como el tomillo y el romero, mezcladas con vino tinto y unos granos de pimienta negra ya tendrás un marinado ideal para piezas cárnicas como un costillar de cerdo.

Tomillo

El tomillo aunque generalmente lo encontremos seco en el supermercado, consíguelo fresco en el mercado de abastos si tienes oportunidad, notarás bastante la diferencia. Con unas pocas hojitas podrás condimentar diferentes elaboraciones a las que aportarás un intenso y característico sabor. Pruébalo en una salsa de tomate casera agregando al final de la elaboración 2 ramitas de tomillo separando las hojitas. También te sugerimos que lo añadas a guisos de carnes de caza o piezas de carne asadas al horno.

Laurel

Una de las hierbas aromáticas que no faltan en ninguno de nuestros hogares es sin duda el laurel. Una de sus ventajas más importantes es que las hojas pueden conservarse secas durante largos periodos de tiempo en perfectas condiciones. Normalmente se agrega a guisos y caldos, pero puedes incluirlo en las recetas que quieras. Para moderar su sabor, si te gusta que sea más suave, sólo tendrás que retirarlo de la receta una vez la hayas terminado. Sin embargo, si buscas un sabor más potente, puedes dejar la hoja de laurel y retirarla del plato en el que haya sido servida.

Romero

Podrás utilizarlo para mucho más que las recetas de carnes como el cordero. Una ramita de romero quedará espectacular con un arroz de carne y verdura. Así mismo es muy frecuente utilizarlo en panadería para aromatizar masas panificables como focaccias, panes o pizzas, dotándolas de un sabor y aroma exquisitos. Controla la cantidad que agregas a la receta y dependiendo de para qué lo utilices, añádelo picado finamente o bien en hojitas sueltas.

Cilantro

Una de las hierbas más frescas de la lista es el cilantro. Puedes añadirlo a aliños, tacos, ensaladas, sopas e incluso tostadas de desayuno. Puedes añadir tranquilamente unas ramitas de cilantro bien picadas a cualquier receta que quieras dar un toque diferente. No escatimes en cantidad, pues no es tan potente como otras hierbas aromáticas y su sabor no empalaga. Para disfrutar de todo su sabor, lo mejor siempre es picarlo bien fino antes de añadirlo a cualquier preparación.

Albahaca

Probablemente sea la hierba más utilizada en Italia, y es que la utilizan para potenciar el sabor de un sinfín de recetas tales como pasta, salsas, guisos, pizzas, panes e incluso platos de pescado y carne. ¿Sabías que además puedes agregarla a elaboraciones dulces? Si todavía no has probado el contraste de la albahaca con frutas como las fresas, deberías probar una ensalada de canónigos con mozzarella, fresas y hojas frescas de albahaca.

Hierbabuena

No podía faltar la hierbabuena en nuestra lista, la favorita para decorar postres de frutas, helados, tartas y demás recetas dulces. Igualmente combina a la perfección con bebidas alcohólicas, sorbetes o zumos naturales. Dependiendo de la receta podrás emplear las hojitas enteras o picarlas bien menuditas para que su sabor se integre con el resto de componentes de la receta.
tracking