Revista Mía
5fece7e25cafe8d73e652cf1

Tipos de sal y cómo usarlas en la cocina

Celta, Maldon, persa... ¿conoces todas las variedades de sal que existen? Te contamos sus diferencias y cómo sacarles el máximo partido en tus platos.

Autor: Inés de la Fuente
La sal es uno de los condimentos más utilizados en la cocina de todos los hogares. No en vano forma parte de la lista de los sabores básicos (salado, dulce, ácido o amargo). Compuesta principalmente por sodio y cloruro sódico, no solo es fundamental para realzar el sabor de los alimentos, sino que nuestro cuerpo la necesita para su correcto funcionamiento. Eso sí, en pequeñas cantidades.
En España consumimos mucha sal. Según la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, ingerimos de media 10 gramos de este compuesto al día, que es casi el doble de lo que recomienda la Organización Mundial de la Salud. Un consumo excesivo puede incrementar en exceso la tensión arterial, y esto podría provocar infartos al corazón o cerebrales, e insuficiencia cardiaca. Así que ya lo sabes, la sal, mejor en pequeñitas cantidades. Y si quieres eliminarla de tu dieta, siempre puedes echar mano de ciertos sustitutos que potencian el sabor de los alimentos de manera natural.
Si le preguntásemos a nuestras abuelas cuántos tipos de sal existen, lo tendrían claro: sal gorda y sal fina. Si bien es cierto que hace algunos años la oferta se limitaba a estas dos, lo cierto es de de un tiempo a esta parte han ido llegándonos muchas novedades en este aspecto. La sal kosher (una de las menos procesadas) es una de las que ha ido ganando más fama en los últimos años. Es la que utilizan los judíos para agregar a su carne kosher. Otras sales que también tienes que conocer son la sal rosa del Himalaya, la sal celta o la sal negra. Cada una de ellas cuenta con unas particularidades especiales. Algunas tienen más oligoelementos que otras, en función de su nivel de refinado y lugar de procedencia. Además varían en sabor, solubilidad y composición.
Aunque es complicado distinguir cuál es cuál una vez la hemos añadido al plato, sí es cierto que cada una marida bien con según qué plato. ¿Quieres saber cómo sacarles todo el partido a las diferentes sales? Te damos todas las claves.
tracking