Revista Mía

Ideas sanas y deliciosas para cocinar con alcaparras

Este fruto tiene mucho que ofrecer en la cocina más allá del típico aperitivo. Ficha estas siete ideas para sacarle el máximo partido.

Las alcaparras son el fruto del alcaparro (Capparis spinosa), un arbusto originario de Asia. Pequeñito, de color verde oscuro y con un sabor amargo, este alimento está muy ligado a la dieta mediterránea y triunfa especialmente en Italia, aunque también es frecuente en la gastronomía griega y, por supuesto, la española.
Las alcaparras son el botón floral, antes de desarrollar el fruto, del arbusto anteriormente mencionado. No debemos confundirlas con los alcaparrones, mucho más grandes y similares a las aceitunas, y que son el fruto ya maduro de la planta. Se trata de un alimento muy saludable gracias a su alto aporte de fibra y sus pocas calorías, además de vitamina K, E y C, y minerales como hierro, magnesio y potasio. También son buenas aliadas para combatir el envejecimiento debido a su contenido en antioxidantes.
Al natural tienen un sabor amargo y un fuerte aroma que puede no ser del agrado de todos. Esta peculiaridad se debe al ácido cáprico que contienen y que, una vez preparadas, eliminan, quedando con un sabor parecido al de las aceitunas. Sin embargo, es más frecuente encontrar las alcaparras en conserva, encurtidas en una solución de vinagre blanco y sal. Aunque solemos consumirlo a modo de aperitivo saludable, lo cierto es que este alimento tiene mucho potencial en la cocina y puede usarse en infinidad de recetas.
Las alcaparras son una de las joyas de la gastronomía italiana. En dicho país se utilizan mucho para elaborar pastas (de hecho, una de sus recetas más famosas, la pasta a la puttanesca, lleva este ingrediente), pizzas y focaccias. Combina muy bien con carnes blancas, como el pollo, pero también con todo tipo de pescados, siendo los ahumados uno de sus grandes acompañantes. También es típico encontrar las alcaparras en platos como el tartar de carne o de pescado, y en salsas como la tártara o la remoulade, esta última típica de la cocina francesa.
Ya sean aperitivos, platos principales o entrantes, las alcaparras tienen cabida en infinidad de platos. Te proponemos ocho ideas deliciosas para sacar partido a este versátil encurtido. ¡Fíchalas!
tracking