Revista Mía

Sopas y cremas frías para combatir el calor en verano

No hay nada más reconfortante cuando hace calor que un salmorejo de sandía, un gazpacho de cerezas o una crema de aguacate y yogur. Aquí van diez ideas deliciosas y refrescantes para los meses estivales.

La llegada del calor hace que nuestra alimentación cambie y pasemos de platos contundentes como los guisos a otros más ligeros y refrescantes. Además de las ensaladas, la opción más recurrente en verano son las sopas y cremas frías, alternativas deliciosas y saludables que no requieren de gran complicación en la cocina.
Las sopas y cremas frías constituyen una de las mejores opciones para preparar en verano, pues no requieren que pasemos mucho tiempo en la cocina (muchas de ellas ni siquiera necesitan cocción) y además son muy refrescantes. Además, nos ayudarán a hacer mejor la digestión por suelen ser bastante ligeras. Este tipo de recetas suelen estar elaboradas con variedad de hortalizas y frutas, por lo que además de aportarnos altas cantidades de agua, nos ayudan a llevar una alimentación más sana en la que el aporte de todos los nutrientes necesarios están garantizados.
Cuando aprieta el calor, no hay nada más apetecible y refrescante que una crema o sopa fría. Hay infinidad de opciones para disfrutar, adaptadas a todos los gustos, y te proponemos algunas de nuestras favoritas que sin duda tienes que probar. Desde el típico salmorejo cordobés (pero con el toque diferente de las cerezas) pasando por una crema de pepino, yogur y aguacate o una crema fría de pepino y albahaca, estas recetas son tan nutritivas como sabrosas, frescas y ligeras. También son bajas en calorías,  por lo que pueden ser una buena ayuda para bajar de peso o compensar los excesos que solemos cometer en el chiringuito durante las vacaciones. Lo mejor de todo es que las podemos preparar con antelación y tenerlas listas en la nevera para disfrutar en cualquier momento.
Hemos seleccionado unas recetas muy sencillas que te ayudarán a hacer frente a los días calurosos del verano de una manera deliciosa y apetecible. Son increíblemente versátiles, pues puedes tomarlas a modo de entrante ligero, como acompañante de algún plato más contundente o tomarla como plato único, por ejemplo en una cena rápida. Sea cual sea tu caso, tienes que fichar estas 10 recetas que te proponemos. ¿Cuál es tu favorita?
tracking