Revista Mía

Cómo reemplazar los huevos en la cocina

Si eres alérgica, intolerante o simplemente te has quedado sin huevos, toma nota de los ingredientes con los que puedes sustituirlos.

Una de las cosas que más rabia da cuando nos ponemos a cocinar es empezar una receta y a mitad de proceso darnos cuenta de que nos falta un ingrediente clave. Los huevos son esenciales en la cocina, pues proporcionan humedad y estructura a una amplia variedad de preparaciones, sobre todo bizcochos, brownies y galletas, y también actúa como un agente similar a la levadura en pasteles y tartas. Te contamos cómo sustituirlos.
Existen varias razones por las que buscar sustitutos al huevo. Una de ellas, como ya hemos comentado, es porque nos hemos quedado sin este ingrediente y tenemos que seguir adelante con la receta. Otra de ellas tiene relación con el tipo de alimentación que se siga. Por ejemplo, si eres vegetariana estricta o sigues un estilo de vida vegano, lo más común es que no consumas huevo. No obstante, también puede deberse a alguna alergia, ya sea a la clara o a la yema.
¿Cómo reemplazar los huevos? Pues depende, y es que en cada receta cumplen una función diferente. Pueden servir como aglutinante, ayudando a que los ingredientes queden unidos; o como leudante, proporcionando volumen y textura esponjosa (por ejemplo, en un soufflé o merengue). Otra de sus funciones más importantes es la de proporcionar humedad, ya que el líquido del huevo se absorbe por el resto de ingredientes.
Cuando la proteína del huevo se calienta, se expande y coagula proporcionando volumen a las recetas.  Sin embargo, si hacemos las mezclas adecuadas de otros ingredientes podemos conseguir resultados similares en lo referido a texturas, sabores y apariencias. Cocinar sin huevos puede convertirse en un auténtico desafío, pero no es imposible conseguirlo. Solo tienes que saber cuál es la mejor opción en función del resultado que quieras conseguir. Por ejemplo, si lo que necesitas es aportar volumen, puedes sustituir el 25% del líquido de la receta con agua con gas. Para ligar ingredientes, la mejores alternativas son los purés de frutas como plátano o manzana. El toque de esponjosidad puede conseguirse con una mezcla de bicarbonato, vinagre, zumo de limón y levadura.
Te contamos cuáles son los mejores sustitutos del huevo.
tracking