Revista Mía

Pechuga de pavo con champiñones

Si te cansa comer pechuga de pavo siempre de la misma forma, a la plancha y acompañada de ensalada, prueba esta receta ligera con una salsita de champiñones.

La carne de pavo es una de las carnes blancas más recomendadas en diferentes dietas tanto de adelgazamiento como de mantenimiento por su alto contenido proteico, y su bajo contenido graso. Además se puede cocinar de muchas formas diferentes para que nunca te aburras, pero es cierto que si vamos justos de tiempo, al final lo más fácil es hacer los filetes de pechuga a la plancha y acompañarlos con lo primero que encontremos en la nevera. Con esta receta fácil y rápida, podrás preparar la pechuga de una manera mucho más sabrosa y siendo igual de saludable. En cuanto a la guarnición, lo más sencillo sería cocinar unas verduras de temporada al vapor, una opción económica y muy saludable, ideal para personas que busquen un almuerzo ligero. Para un plato más contundente, una guarnición a base de arroz basmati simplemente cocido es una excelente opción. ¿Te gustaría disfrutar de la pechuga de pavo con las dos guarniciones? No hay ningún problema, sólo debes tener en cuenta que la proporción de vegetales debe ser mayor que la de carne, y a su vez la proporción de carne deberá superar a la de arroz.

Alternativas para la pechuga de pavo con champiñones

  • ¿Te apetecería probar una versión más ligera de la receta? Sustituye la nata líquida por una nata vegetal. La de soja por ejemplo es una buena opción, ya que carece de un sabor potente y no modificará el resultado final de la receta.
  • Si quieres condimentar la salsita un poco más, bastará con que añadas ½ cucharadita de nuez moscada unos minutos antes de terminar de cocinar la salsa.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 30 min
  • Tiempo de cocción 15 min
  • Porciones 4
  • Tipo de receta Dieta sin gluten
  • Precio -

Ingredientes

  • 600 g de pechuga de pavo
  • 200 g de champiñones
  • 2 cebollas
  • 125 ml de nata líquida
  • 1 pastilla de caldo de pollo
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta

Preparación

Limpia las pechugas de pavo retirando los restos de grasa

Lava las pechugas, sécalas con papel de cocina y córtalas en medallones

Sazona las pechugas con sal y pimienta, y cocínalas en una sartén a fuego vivo con un hilo de aceite de oliva bien caliente

Será suficiente con que dores los medallones 1 minuto por cada lado

Retira los medallones de la sartén y colócalos en una cazuela con poca profundidad

Pela las cebollas y pícalas finamente en cuadraditos

Rehógala en la misma sartén donde has cocinado las pechugas utilizando una cucharada de aceite de oliva

Cuece las cebollas a fuego medio durante 10 minutos

Limpia los champiñones eliminando la parte del tallo que tiene tierra, lávalos bien para eliminar los posibles restos de tierra y sécalos con papel absorbente

Corta los champiñones en cuartos y agrégalos a la cazuela junto con las cebollas para cocinarlos un par de minutos a fuego vivo

Incorpora la nata líquida y calienta a fuego medio hasta que la salsa empiece a borbotear

Agrega la pastilla de caldo de pollo y remueve para que se integre bien con la nata

Añade las pechugas de pavo a la cazuela y cocina todo junto un par de minutos

Rectifica de sal si fuese necesario, y sirve los medallones de pechuga de pavo con la salsita y los champiñones acompañados de tu guarnición favorita

tracking