Revista Mía

Salsas preparadas con verduras que tienes que probar

Olvídate de las salsas más típicas y dale vida a tus platos con salsas de verduras. De calabacín y queso, de tomates secos, de calabaza... Te mostramos algunas recetas de salsas de verduras muy originales que te van a encantar. ¡Y facilísimas!

¿Eres de esas que comen la pasta con salsa de tomate y no sales de ahí? Vale, quizás también eres fan del pesto o la carbonara (pero de la original, eh), pero permítenos decirte que igual has caído en una rutina salsera. O sea, que existen muchas otras salsas que darán a tus espaguetis (así como a tus carnes y verduras a la brasa, por ejemplo) un toque diferente y delicioso. Todas de las que te mostramos hoy son salsas elaboradas con verduras y prepararlas es casi, casi coser y cantar.
Ya estarás más que acostumbrada a las salsas de queso o las que tienen como base principal la nata pero hay vida más allá de eso, amiga. Con estas recetas podrás aprovechar los restos de verduras que hayan sobrado, las partes un poco más 'feas'... ¡Arriba la cocina de aprovechamiento! Además, al ser sus ingredientes (casi todos) frescos y ligeros, son opciones saludables con las que no te sentirás culpable más tarde.
Si te pierden las salsas con textura y no eres de consistencias muy líquidas, podrás agregar tus frutos secos favoritos (desde cacahuetes a anacardos o pistachos). ¿Otra de sus ventajas? Que muchas son vegetarianas y las que no, son muy fáciles de adaptar para quienes no consumen productos de origen animal. He aquí nuestras salsas de verduras favoritas.

Salsa de queso y brócoli

Para receta original con brócoli, ¡esta! La salsa de brócoli y queso destaca por su cremosidad y se convertirá en tu favorita para acompañar tus platos de pasta o verduras. Solo necesitarás: brócoli (ya cocinado), queso tipo crema, un chorrito de aceite de oliva, un poco de sal y dos cucharadas soperas de levadura nutricional (opcional).

De pimientos rojos y pimienta

Si lo que andabas buscando era una salsa para 'animar' tus platos de carne, sin duda esta de pimientos rojos y un toque de pimienta puede situarse en tu top 3 de salsas infalibles. ¿Te animas a hacerla?

Salsa de alcachofas y tomates secos

O más bien, una salsa con textura al estilo del paté, pero en versión veggie. Genial para dipear y servir en aperitivos casual o como entrantes en cualquier comida. Sus ingredientes son los corazones de alcachofa, tomates secos, zumo de limón, sal, pimentón picante y un poquito de aceite de oliva.

Tzaziki

Una salsa fresquita para acompañar ensaladas, tus platos más internacionales o incluso dar vida a tus nachos y totopos. Para su elaboración, procura elegir yogur griego sin azúcares añadidos para hacerlo más healthy.

Salsa de calabaza y anacardos

Bye, bye a los platos de pasta aburrida. Esta salsa de calabaza y anacardos es una opción ideal para sustituir la salsas con queso (por ejemplo, si eres vegana o intolerante a la lactosa). Los anacardos aportan textura y el sabor suave de la calabaza elevará el nivel de tus platos de pasta y carnes.

Salsa de calabacín y queso

Con recetas como esta, podrás utilizar el calabacín para más platos aparte del puré (riquísimo, por cierto). Esta receta lleva calabacín, queso rallado, nata líquida, puerro y tomatitos cherry al gusto. Pasa estos últimos por la sartén para que se ablanden, ¡te vas a enamorar de esta salsa!

tracking