Revista Mía

Paso a paso para preparar pan bao en casa

Te contamos cómo hacer en casa una de las elaboraciones de moda en los restaurantes en los últimos años.

Hay alimentos, preparaciones o platos que se ponen de moda y son como un tsunami. En cuestión de meses están en “todas” las cartas de los restaurantes “cuquis” de las ciudades. Ha pasado en los últimos años con la cecina, el pan bao y el ceviche. Del último ya te hablamos recientemente aquí. A continuación, haremos lo propio con el pan bao.
El pan bao no se aleja tanto del pan blanco occidental en su composición, pero el aspecto y sabor son distintos porque se cocina al vapor. Típico de China, también se les conoce como baozi, si bien estos son dumplings moldeados en forma de sacos, mientras que el bao se abre y se rellena con distintas combinaciones. La más popular es la de panceta o papada de cerdo con cilantro y cacahuetes troceados, además de una salsa, que puede ser hoisin, por ejemplo.
Al estar cocinado al vapor, el bao no tiene corteza dura. Sí una capa exterior, pero es jugoso y blando como su interior, de ahí que se tan agradable y cómodo de comer. La clave, eso sí, es no recalentar lo y tomarlo recién cocinado para que esté esponjoso y no chicloso.

¿Cómo se hace?

Puedes preparar en casa tus panes bao pero recuerda tener preparado el relleno a tiempo para que solo sea cocinar, rellenar y comer.
Si tienes robot de cocina en casa, dada su popularidad en Occidente en los últimos años, ya existen recetas específicas de pan bao para hacerlas paso a paso en el robot. Aquí tienes un ejemplo.
Sin embargo, en este caso queremos competir contigo una receta que no requiera del uso del robot de cocina porque no todo el mundo tiene uno en casa. En concreto, te recomendamos la receta de Kwan Homsai, coreana especialista en elaboraciones propias de la cocina asiática. 
Como verás, es una masa que solo lleva harina de trigo, levadura, agua, aceite y una pizca de azúcar. Necesitarás para cocinarla papel de horno, un rodillo y una brocha o similar.
 

Ficha 

  • Tiempo de preparación + de dos horas
  • Tiempo de cocción 10 min
  • Porciones 15
  • Tipo de receta (n/a)
  • Precio -

Ingredientes

  • 500 g de harina de trigo multiuso
  • 5,5 g de levadura de panadería instantánea (1 sobre)
  • 40 g de azúcar blanco
  • 240 ml de agua templada (+ 10 ml dependiendo de la temperatura ambiente)
  • 30 ml de aceite vegetal (+ un bol pequeño para untar)

Elaboración

5a168d915bafe80571c97a25

5a168d915bafe80571c97a25

Paso a paso

Pon la harina en un bol y reserva.

En una taza, mezcla la levadura de panadería con agua tibia.

Agrega el azúcar y el aceite vegetal y mezcla todo bien hasta que el azúcar se disuelva.

Añade poco a poco la mezcla de levadura a la harina. Cuando la harina haya absorbido todo el líquido, empieza a trabajar la masa con la mano.

Cuando el bol se quede limpio, pasa la masa a una superficie lisa y amasa unos 10 minutos.

Tapa con un film y deja reposar la masa hasta que casi doble su tamaño. Tardará de unos 45 minutos a 1 hora y media dependiendo de la temperatura ambiente.

Pasado el tiempo necesario, quita el aire y vuelve a trabajar la masa otros 10 minutos.

Divide la masa en dos partes iguales y enróllalas formando un par de cilindros. Si se pega, enharina un poco más.

Corta cada cilindro en 8 partes iguales y así obtendrás 16 piezas en total.

Coge una pieza y tapa el resto con el trapo húmedo. Forma una bola, cháfala un poco y con la ayuda de un rodillo, estírala dándole forma ovalada.

Con la ayuda de una brocha, pon un poco de aceite hasta algo más de la mitad de la pieza. De esta forma, al cocinar no se pegará y se podrá abrir fácilmente.

Dobla por la mitad cada porción y ponlas sobre el papel de horno.

Repite con el resto de piezas y deja que reposen de 45 minutos a 1 hora.

Coloca las porciones en una olla vaporera y cocina al vapor sobre agua hirviendo durante 10 minutos. Apaga el fuego, destapa un poquito la tapa y deja reposar 5 minutos más, para que se deshinche. Rellena y sirve.

tracking