Revista Mía

Entrantes de Navidad

Huevo a baja temperatura en caldo de jamón y juliana de coles

Si te encanta el caldo de jamón, las coles y el huevo, tienes un entrante caliente maravilloso para esta época del año.

Una propuesta simple pero deliciosa. Además, como el caldo es de jamón, no es necesario añadir sal a esta receta.
Huevo a baja temperatura en caldo de jamón y juliana de coles

Huevo a baja temperatura en caldo de jamón y juliana de colesMía

Ficha 

  • Tiempo de preparación 30 min
  • Tiempo de cocción 1 hora
  • Porciones 4
  • Tipo de receta (n/a)
  • Precio 5 €

Ingredientes

  • 1 carcasa de pollo
  • 3 huesos de jamón
  • 3 puerros
  • 1 zanahoria
  • 1 rama de apio
  • 100 g de lombarda cortada en juliana
  • 100 g de repollo en juliana
  • 4 huevos
  • 150 g de patatas cocidas
  • 50 ml de aceite
  • 50 g de jamón picado

Elaboración

Precalentar el horno a 200 oC y tostar la carcasa de pollo y los huesos de jamón hasta que adquieran un color oscuro. Cubrir con agua y añadir los puerros troceados, la zanahoria y el apio. Cocer a fuego lento, sin que haga borbotones, durante 3 horas. Dejar que el caldo se enfríe con todos los ingredientes dentro de la cazuela.

Colar y reservar. Si es necesario, reducir el caldo hirviéndolo más tiempo para que el sabor se concentre; reservar hasta el momento de servir. Poner los huevos en el horno, controlando la temperatura del agua, o en una cazuela al fuego. El agua no debe superar los 60 oC, porque a más temperatura la proteína del huevo se cuaja y queda dura. Si se dispone de Thermomix, poner los huevos con su cáscara en el cestillo y cocinarlos a 60 oC durante 50 minutos. Una vez que los huevos estén hechos, sacarlos de la cáscara con mucho cuidado, mejor dentro de un recipiente con agua. Reservarlos. Mientras tanto, hervir las coles en agua con sal, hasta que estén tiernas.

En el momento de servir, trabajar las patatas cocidas con aceite de oliva. Poner una cucharada en el fondo de cada plato y añadir daditos de jamón.

Agregar una cucharada de juliana de lombarda y de repollo, el caldo de jamón caliente y por último un huevo en cada plato, con cuidado para que no se rompa y mantenga su textura.

tracking