Revista Mía

Cómo preparar deliciosos muffins de calabaza este otoño

Este postre tan dulce es uno de los más famosos en Estados Unidos cuando llega esta estación. Así puedes hacerlos en casa.

Además de las famosa tarta de calabaza, si hay una forma típica de disfrutar de esta hortaliza tan característica del otoño es haciendo muffins. Los pastelitos de calabaza son uno de esos postres que nunca falta en Estados Unidos en los días previos a Halloween y en la celebración del Día de Acción de Gracias, y que poco a poco han ganado popularidad en el resto del mundo.
Esponjosos, suaves y muy fáciles de preparar, los muffins o cupcakes de calabaza tienen un sabor dulce de lo más agradable. Además, son una forma fácil de aprovechar todos los nutrientes que esta hortaliza naranja tiene que ofrecer. ¿Cómo se preparan? Te damos las claves para elaborar deliciosas tartaletas o magdalenas de calabaza este otoño. ¡Se convertirán en tu nuevo postre favorito!
Ingredientes
  • 300 gramos de harina de repostería
  • 300 gramos de azúcar
  • 400 gramos de calabaza
  • 250 gramos de mantequilla
  • Tres huevos
  • Un sobre de levadura
  • Una cucharada de canela en polvo
  • Extracto de vainilla
  • Una pizca de sal

Cómo preparar deliciosos muffins de calabaza

Para empezar, mezcla en un bol o un recipiente grande la harina de repostería, junto con la levadura y el azúcar. Remueve los ingredientes durante un par de minutos y después añade también la canela en polvo y una pizca de sal.
iStock

muffins calabazaiStock

A continuación, bate los huevos en otro bol y después añade al recipiente la mantequilla y la calabaza, previamente rallada de forma muy fina. Echa también una cucharadita de extracto de vainilla y bate todo, hasta que consigas una masa homogénea y lisa.
El siguiente paso es unir las dos mezclas que se han preparado por separado. Vierte poco a poco el primer bol sobre el segundo, batiendo todo a la vez para que se mezclen bien todos los ingredientes. Te recomendamos que utilices unas varillas eléctricas. Remueve toda la masa, hasta que consiga una textura cremosa.
Por último, prepara una bandeja con los moldes de los muffins, y rellena cada uno de ellos con un poco de masa, dejando más o menos un tercio de ellos libre. Mete la bandeja al horno a 190ºC, durante unos 25 minutos, y deja que los cupcakes se horneen bien, hasta que se doren. ¡Y listo! Cuando ves que ya estén en su punto, sácalos y déjalos enfriar sacándolos de su molde. Después, puedes servirlos con azúcar glass, espolvoreando virutas de chocolate o almendra por encima, con sirope… ¡Están deliciosos!
tracking