Revista Mía
617962445cafe810bbcbb49a

Receta de Tarta de trufa de chocolate y castañas

Las castañas son unos frutos secos deliciosos, muy nutritivos y de sabor dulce, ideales para la elaboración de muchos postres. Un buen ejemplo lo encontramos en esta tarta de trufa de chocolate con castañas. ¡Deliciosa! Y, además, muy fácil de hacer.

Aunque es cierto que podemos comprar castañas en el supermercado, cuando nos encontramos en su temporada, no hay nada mejor que pasar con la familia un agradable día de campo, y cogerlas por nosotros mismos cuando se caen al suelo.
De hecho, es muy común que muchas familias organicen pasar un día en la naturaleza durante los días de otoño, con la finalidad de recoger castañas, setas y muchos otros alimentos típicos de esta temporada (como podría ser el caso de los higos).
En el caso de las castañas, es verdad que se caracteriza por ser un alimento muy nutritivo y bastante versátil. Tanto, que es posible utilizarlo en la elaboración de infinidad de opciones tanto dulces como saladas.
Y es que en esta época del año posiblemente no haya nada mejor que disfrutar de unas deliciosas castañas asadas calentadas a fuego lento en casa, acompañadas con un poco de sal marina por encima.
Pero no hay duda que sus posibilidades son infinitas. Por ejemplo, son ideales como relleno para bizcochos, tartas y galletas otoñales. Aunque incluso pueden ser consumidas solas, crudas, sin cocinar (pero con cierto cuidado, ya que mucha cantidad podrían acabar resultando indigestas).
El sabor suave pero dulce de las castañas combina a la perfección con sabores algo más amargos, como podría ser el caso del chocolate negro. ¿Y qué mejor que aprender a hacer una tarta de trufa de chocolate y castañas?

Cómo hacer una Tarta de trufa de chocolate y castañas

Foto: Istock

Cómo hacer una Tarta de trufa de chocolate y castañasFoto: Istock

Ingredientes para la base:
  • 40 g de harina
  • 40 g de cacao en polvo (más extra para espolvorear)
  • 85 g de azúcar
  • 50 g de mantequilla derretida
  • 3 huevos
  • 2 cucharadas de brandy (opcional)
Ingredientes para la cobertura de trufa de chocolate:
  • Una lata de 400 g de puré de castañas (sin azúcar)
  • 2 huevos, separados
  • 2 tabletas de chocolate negro
  • 600 ml de nata para montar
Opcional: Puedes decorar con bombones Ferrero Rocher.
Elaboración:
Comenzamos calentando el horno a 200 ºC. Engrasamos un molde desmontable de 25 centímetros con un poco de mantequilla derretida, y luego forramos los lados y la base con papel pergamino (papel de horno).
En un cuenco batimos los huevos y el azúcar, hasta que se hayan combinado muy bien. Sobre esta mezcla tamizamos la harina y el cacao en polvo. Luego doblamos suavemente con la mantequilla derretida. Vertemos esta mezcla en el molde, introducimos en el horno y horneamos durante 8 a 10 minutos, hasta que la base suba y se encuentre firme al tacto. Retiramos del horno y dejamos enfriar.
Mientras tanto, ponemos las dos yemas de huevo en una batidora junto con el puré de castañas, y batimos muy bien. Es importante que esta mezcla quede lo más suave posible.
En un bol, al microondas, derretimos el chocolate negro calentando cada 30 segundos, y removiendo bien (es fundamental estar muy pendiente para evitar que se queme). Luego vertemos el chocolate derretido con 300 ml de nata para montar, y mezclamos muy bien. Cuando se calienten, retiramos del fuego y procedemos a batir esta mezcla con el puré de castañas.
En un cuenco aparte, preferiblemente enfriado en la nevera, batimos las claras de huevo hasta que estén firmes.
En otro recipiente, batimos la nata restante hasta que consigamos que mantenga su forma. Incorporamos la mezcla de chocolate negro y, seguidamente, incorporamos con sumo cuidado las claras de huevo, sin mezclar mucho para que no bajen.
Dado que el uso del brandy es opcional, si lo quieres añadir a la receta este es el momento. Para ello, rocíalo sobre la base del bizcocho, y luego vierte la mezcla de chocolate encima. Con la ayuda de una espátula nivela la superficie, e introduce en la nevera, preferiblemente durante toda la noche, hasta que esté bien firme.
Para servir, basta con retirar nuestra tarta con cuidado del molde, eliminando con cuidado el papel y colocándolo en un soporte para pasteles. Para acompañar, es ideal combinar con un poco de cacao espolvoreado por encima.
tracking