Revista Mía

Postres con chocolate negro para San Valentín

El chocolate negro puede convertirse en un ingrediente único en una amplia variedad de recetas de postres. Y es que, ¿hay algo más delicioso que comer un postre con chocolate negro para una cena de San Valentín?

Desde hace más de 400 años, este alimento placentero goza de reputación como afrodisíaco. Por ejemplo, se cuenta que, ya en 1520, el rey azteca Moctezuma II tenía por costumbre consumir alrededor de cincuenta copas todos los días.
O que Madame de Pompadour, conocida como la favorita del rey Luis XV, “le calentó la sangre” al consumir, en el almuerzo, un triple chocolate de vainilla y ámbar, acompañado de un puñado de trufas y una sopa de apio.
Pero, ¿qué hay de cierto en ello? ¿Es este alimento realmente afrodisíaco? La realidad es que es complicado dar una respuesta clara. Si bien es verdad que contiene feniletilamina, una molécula secretada por el cuerpo durante las relaciones íntimas, para que el chocolate tenga efecto afrodisíaco sería necesario consumirlo en grandes cantidades.
También debemos tener en cuenta otro detalle importante: tanto en la época de los aztecas como en la de los reyes de Francia, este alimento no se consumía solo. Era común asociarlo con otros ingredientes conocidos también por su carácter afrodisíaco, como las especias (en especial el chile o la vainilla).
Sea como fuere, no hay duda que nos encontramos ante uno de los mejores ingredientes que podríamos agregar a cualquier receta de postre. Y estas recetas son excelentes ejemplos.

Pastelitos de chocolate negro

Foto: Istock

Pastelitos de chocolate negroFoto: Istock

Ingredientes:
  • 110 g de chocolate negro
  • 110 g de chocolate con leche
  • 230 g de galletas de chocolate trituradas
  • Un puñado de pasas
  • 4 cucharadas de azúcar glas
  • 3 cucharadas de sirope de ágave
  • 7 cucharaditas de cacao sin azúcar
  • 150 g de mantequilla
Elaboración:
Comenzamos untando la mantequilla. Forramos un molde de 20 cm con papel de horno.
En una cacerola grande, derretimos la mantequilla junto con el sirope de ágave, el cacao y el azúcar. Añadimos las galletas trituradas y las pasas, y mezclamos bien.
Luego, vertemos la mezcla en el molde que hemos preparado al comienzo, presionando muy bien hasta abajo, alisando la parte superior con el dorso de una cuchara.
Colocamos los dos tipos de chocolate en un cuenco, y derretimos en el microondas, calentando cada 20 segundos, removiendo con frecuencia, hasta que se derritan. Una vez derretidos, los vertemos sobre la mezcla en el molde.
Con la ayuda de una espátula, alisamos bien para conseguir que la mezcla de dos chocolates se quede bien cubiertos.
Colocamos el molde en la nevera, y lo dejamos reposar durante 2 horas, o durante toda la noche.
Al momento de servir, se recomienda pasar un cuchillo de cocina debajo del grifo de agua caliente y, seguidamente, cortar el pastel en cuadrados.
Foto: Istock

Helado de chocolate negroFoto: Istock

Ingredientes:
  • 200 g de chocolate negro picado en trozos pequeños
  • 500 ml de nata para montar
  • 340 g de leche condensada
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 4 cucharadas de cacao en polvo sin azúcar
  • 50 g de pepitas de chocolate negro
  • Escamas de sal marina (para servir)
Elaboración:
Al baño maría, comenzamos derritiendo el chocolate negro picado en trozos. En caso de que no desees hacerlo así, también puedes trocearlo en un cuenco y calentarlo a ráfagas de 20 segundos en el microondas, removiendo cada vez, hasta derretirlo por completo. Debe quedar suave y brillante. Una vez derretido, dejamos que se enfríe un poco.
Vertemos la nata, la leche condensada y la vainilla en un segundo cuenco grande, y batimos con la ayuda de una batidora eléctrica durante 3 minutos, hasta que se haya espesado un poco.
Doblamos suavemente el chocolate derretido y el cacao en polvo en la mezcla de nata, hasta que se hayan combinado muy bien. Doblamos ahora la mayoría de las pepitas de chocolate, reservando un puñado para decorar luego.
Vertemos la mezcla en un recipiente resistente al congelador, y luego esparcimos por encima las chispas de chocolate que hemos reservado. Cubrimos y congelamos durante al menos 8 horas, hasta que esté firme.
Foto: Istock

Pastel de chocolate negro y naranjaFoto: Istock

Ingredientes:
  • 120 g de chocolate negro en trozos
  • 120 g de mantequilla cortada en trozos
  • 320 g de masa quebrada preparada
  • 150 g de azúcar moreno
  • 80 g de harina
  • 2 huevos
  • 1 naranja rallada y su jugo
Elaboración:
Comenzamos calentando el horno a 180 ºC.
Estiramos, con cuidado, la hoja de masa quebrada y la utilizamos para forrar un molde para pasteles de 20 centímetros. Es conveniente presionar los lados del molde y cortar, sin apretar, alrededor de los bordes, dejando un poco que sobresalga.
Cubrimos la masa con un trozo de papel de horno arrugado y rellenamos con garbanzos o arroz crudo para hornear. Introducimos en el horno y horneamos durante 15 minutos. Pasado este tiempo, retiramos el papel y horneamos durante 5 a 10 minutos más, hasta que se seque por completo.
Mientras la masa quebrada se cocina en el horno, colocamos la mantequilla y el chocolate negro troceado en un recipiente resistente al calor, y calentamos al baño maría hasta que ambos ingredientes se derritan, removiendo constantemente. Cuando se hayan derretido, retiramos del fuego y dejamos que se enfríen.
En un cuenco grande batimos los huevos y el azúcar moreno. Seguidamente añadimos el chocolate derretido con la mantequilla. Tamizamos la harina encima y doblamos hasta que se mezclen bien. Exprimimos la naranja y añadimos tanto el jugo como la ralladura.
Con la ayuda de un cuchillo de sierra, recortamos los bordes del pastel, y colocamos la mezcla en el centro. Ahora, con una espátula o cuchara, alisamos, introducimos en el horno y horneamos entre 30 a 35 minutos, hasta que en la parte superior se forme una costra.
Dejamos enfriar durante 15 minutos, antes de retirar del molde. Se recomienda servir caliente, acompañando con un poco de nata (o con helado de vainilla).
tracking