Revista Mía

Monas de Pascua caseras: así puedes hacer este dulce típico de la Semana Santa

Es la receta dulce favorita en las regiones mediterráneas de nuestro país, y convive junto a las populares torrijas como los postres típicos de esta época del año.

En Semana Santa, las torrijas son el dulce más popular… en una parte del país, porque la España mediterránea tiene predilección por las monas de pascua, la recta azucarada más famosa de estos días en Cataluña, Comunidad Valenciana y también la Región de Murcia.
En cada una de estas zonas se impone una versión de la mona de pascua, y con la popularidad y los años, han surgido otras opciones, tomando especial protagonismo las de chocolate. Sin embargo, las recetas clásicas de este dulce propio de la Cuaresma no lleva este ingrediente, sino que es un bollo o pan dulce de miga esponjosa y aromatizada coronado con azúcar, como los suizos, y con un huevo cocido coronando la elaboración. De sabor, la mona de pascua tradicional a muchos paladares les recordará al roscón de reyes porque suele incluir agua de azahar en la lista de ingredientes. No siempre es así por la cantidad de versiones que existen actualmente, pero es muy habitual que las monas de pascua la lleven.
La tradición dice que son los padrinos y madrinas los que entregan a sus ahijados de este dulce, de ahí que se relacione el número de huevos que lleva a los años del niño o niña que recibe el dulce. Pero de un tiempo largo a esta parte es más habitual que las monas se coronen con un solo huevo, o incluso que se sustituyan los huevos por todo tipo de figuras. La originalidad al poder.

Multitud de versiones

Recetas de mona de pascua hay muchas, y más con el boom de la cocina en las redes sociales, sobre todo en Instagram y TikTok. Nosotros hemos probado varias, y si lo que queréis es probar a hacer en casa una mona de pascua tradicional, te recomendamos la receta de María Lunarillos, blog de cocina que además tiene una tienda online de productos para la cocina de casa.
Su versión respira tradición. Está muy rica, pero no es fácil de hacer porque requiere paciencia, tiempo y mano para las masas. Deberéis empezar la receta un día antes de hornear, de modo que si queréis disfrutar de vuestra mona de pascua casera el domingo de pascua, su día según la tradición, tened esto en cuenta.
De todos modos, sabe igual de bien cualquier otro día. Es más, ya se puede comprar en muchas pastelerías del Levante no solo a lo largo de toda la Semana Santa, sino durante todo el año.
Para el fermento:
  • 100 g de harina de fuerza
  • 60 ml de agua
  • 12 g de levadura fresca
Para la masa final:
  • Todo el fermento
  • 400 g de harina de fuerza
  • 12 g de levadura fresca
  • 3 huevos
  • 150 g de azúcar
  • 80 g de aceite de oliva
  • La ralladura de una naranja
  • 15 ml de agua azahar
  • 2 huevos para decorar
  • Clara de huevo para pincelar
  • Azúcar y unas gotas de agua de azahar
  • Una pizca de sal
  1. La noche anterior, prepara el fermento. Para ello, disuelve la levadura en el agua y añade la harina.
  2. Mezcla todo sin llegar a amasar. Tapa con papel film y déjalo en el frigorífico.
  3. Al día siguiente saca el fermento de la nevera y deja que se atempere.
  4. Añade la harina de fuerza, la levadura desmenuzada, el fermento y los huevos ligeramente batidos y mezcla todo con una espátula.
  5. Añade poco a poco el azúcar y el aceite y continua mezclando.
  6. Por último, incorpora el agua de Azahar, la ralladura de naranja y la sal, y amasa con las manos hasta conseguir una masa elástica. Si se pega en las manos, añade harina pero no en exceso porque entonces ya no quedará una miga esponjosa.
  7. Una vez conseguida la consistencia, haz una bola, enharina ligeramente un bol y ponla dentro. Tapa con un paño de algodón y la dejas levar en un lugar cálido hasta que doble su volumen.
  8. Cuando duplique su volumen, saca la bola del bol y con una rasqueta o herramienta similar corta la masa en dos.
  9. Dales forma de bola, haz un agujero con el dedo en el medio y haz movimientos circulares para que se agrande. Pon el huevo en el centro una vez lavado, tapa de nuevo y deja doblar su volumen.
  10. Transcurrido el tiempo, pincela con clara de huevo.
  11. En un cuenco pon un poco de azúcar con unas gotas de Azahar, mezcla y lo echas por encima. También puedes espolvorear azúcar simplemente.
  12. Hornea las dos monas unos 25 minutos, en la parte inferior del horno, precalentado a 180º.
tracking