Revista Mía

La peor tarta de queso de la historia de MasterChef tiene un ingrediente secreto que no te esperas

Pese al desastre, Iván autor del plato, remontó el vuelo y no fue el segundo expulsado del programa.

La segunda gala de Masterchef 10 resultó ser un tanto convulsa porque el expulsado, el cubano Giraldo, recibió las críticas de todo el jurado por su falta de humildad. Pero si por algo será recordada la gala con el tiempo es por la receta de la tarta de queso con peor pinta de las que se han cocinado en los fogones del famoso reality.
La noche empezó con la visita al plato de los ganadores ex aequo de la última edición de MasterChef Celebrity, Juanma Castaño y Miki Nadal, que propusieron a los concursantes preparar un plato con panceta en la primera prueba de la gala.
La gaditana María Lo, que despunta como una de las claras favoritas a la victoria final, fue la mejor de la prueba. Sin embargo, no fue su plato el que más llamó la atención. Este “privilegio” quedó reservado para la tarta de queso de Iván. Sí, ¡una tarta de queso con panceta!
Iba a hacer una tarta de queso con panceta y ahora se va a llamar plato al molde de crema de queso y panceta. Está un poco fluida”, dijo el aspirante al presentar su sorprendente creación al jurado y los invitados.
Más allá de la combinación, que a buen seguro no es la más atractiva para los amantes de la tarta de queso aunque no tiene por qué funcionar mal, el problema para Iván fue desmoldarla. Primero lo intentó cortando con el lado del cuchillo que no era y, ante la insistencia de Samanta y compañía para que quitara el molde, los nervios le jugaron una mala pasada: de repente, le dio la vuelta a la tarta y se deconstruyó por completo. La tarta de queso con panceta se esparció por todo el plato. “Pero por qué hace eso, por qué ha hecho eso”, decían sus compañeros mientras le veían precipitarse. “Esto tiene difícil venta, eh”, bromeó Juanma Castaño con Iván.
La pinta te la puedes imaginar. Si ya la mezcla no resultaba muy apetitosa de entrada, tampoco la vista ayudó. Jordi Cruz, tan exigente como siempre, no dudó en tildar la horrible tarta de queso como un “fracaso”. “Te lo dije en la última prueba, no vayamos acumulando fracasos", le señaló el cocinero tres Estrellas Michelín al aspirante.

Giraldo, segundo expulsado

Pese a realizar la peor tarta de queso de la historia de MasterChef, Iván enderezó el rumbo y no fue el segundo expulsado de la gala.
Fue el cubano Giraldo quien acabó la noche abandonando las cocinas tras una prueba de exteriores negativa y ser el peor en la prueba final de los delantales negros.
La prueba de exteriores tuvo lugar en el Algarve portugués, donde los aspirantes tuvieron que servir un menú diseñado por el chef Henrique Sá Pessoa para 100 comensales. Atrajo de atún, dashu y escabeche como entrante; caribero, açorda y algas de primero; solomillo de cerdo, patatas fonda y jugo de almendras de segundo; y texturas de naranja de postre.
Giraldo tuvo varios encontronazos con sus compañeros de equipo, y fue uno de los nominados para luchar por la salvación en la prueba final. Tuvo que preparar un postre diseñado por Vicky Pulgarín, ganadora de MasterChef 2 a decisión de Teresa, la mejor de la prueba de exteriores, que le dio la opción a priori más complicada de las tres opciones.
Así resultó serio también a posteriori, a lo cual se sumó un rifirrafe final con Jordi Cruz. "Cualquier niño sabe hacer una crema", le ha comentado con dureza, a lo que Giraldo ha respondido con una risa molesta, de enfado. El cocinero catalán no ha dudado en continuar: “Reírte según en el momento que lo hagas será risa o será cachondeo. Para mí en una prueba de eliminación en una valoración de 'MasterChef' me suena a cachondeo. No te lo estás tomando en serio. Este plato es digno de expulsión y tu respuesta ahora mismo es de 'me da igual'". Giraldo ha respondido que no le daba igual y que “no era verdad que estuviera burlándose del jurado. Pero su argumento no ha convencido a Jordi Cruz: “Yo creo que hay que creer en uno mismo y a la vez ser humilde, es un término medio. Y hay que ser autocrítico. Es muy mal trabajo, Giraldo, muy malo", ha rematado.
El exjugador de waterpolo se ha convertido así en el segundo expulsado de esta décima edición del programa de cocina más famoso de nuestra televisión.
tracking