Revista Mía

Chocotorta, el postre favorito de los amantes del dulce de leche

Es uno de los secretos gastronómicos menos conocidos de la cocina argentina en nuestro país, así que ya es ora de que lo conozcas.

La globalización y este mundo intercultural, tan conectado digital y físicamente, facilita que conozcamos e importemos recetas típicas de otras culturas gastronómicas. Pese a ello, todavía hay secretos muy bien guardados que nos sorprenden cuando los conocemos por primera vez. Y muchos de ellos son bocados dulces. Es el caso de la receta típica argentina que te va a encantar si lo tuyo es el dulce de leche, la chocotorta.
Aunque su nombre parezca indicar que es un postre hecho a base de chocolate, nada más lejos de la realidad. El chocolate es solo un protagonista muy secundario aunque en muchas versiones está presente en un detalle extra   de la chocotorta que luego confesaremos. Tampoco es el dulce de leche el ingrediente que acapara toda la atención, ya que en este dulce típico argentino de cuya creación se cumplen 40 años también es fundamental que la galleta utilizada sea la chocolina.
Estas galletas tienen cacao en polvo en su composición, de ahí su nombre. Son muy conocidas en Argentina, tal y como reconoce Marcelo Settimo, propietario de las tiendas Tita de Buenos Aires en Madrid. “Las chocolinas forman parte de nuestra infancia, lo que para vosotros puede significar tal vez la galleta María. Cuando éramos niños hacíamos la chocotorta en casa, sumando capas y más capas, hoy es un postre fundamental en los hogares argentinos, presente en pastelerías de todo el país”, explica.

Inspirado en el tiramisú italiano

Con la mezcla de estas galletas y del dulce de leche como ingredientes principales, Marité Mabragaña inventó este postre arentino allá por 1982. Al parecer, quería incluir en una misma elaboración el queso crema y las chocolinas, y para ello se inspiró en el tiramisú italiano, cocina y cultura muy conectada con Argentina. No se imaginaba entonces que en el año 2020 fuera a ser reconocido como el mejor postre del mundo según la votación realizada a través de Taste Atlas por delante del helado de pistacho italiano, los gofres belgas y la tarta de manzana alemana. Ni tampoco que cuatro décadas después de crear la receta, esta fuera un clásico de las fiestas y eventos en su país.
Como el tiramisú, suele ser un postre semifrio, “perfecto para los meses de más calor, ya que su cremosidad aguanta bien en la nevera”, apunta Marcelo Settimo. Por lo general, tiene forma de tarta (torta) grande rectangular, pero también se puede encontrar en porciones individuales, como es el caso de la chocotorta de las citadas tiendas Tita de Buenos Aires. En este tipo de versión mini, la galleta va triturada, pero la original chocotorta se hace dejando la galleta entera, en capas.

La receta para hacerlo en casa

La receta es muy sencilla. Nosotros hemos probado a hacer en casa la versión clásica, como la que explica aquí paso por paso el diario Clarín en su sección de gastronomía.
Ingredientes:
  • 300 gramos de queso crema
  • 400 gramos de dulce de leche
  • 600 gramos de galletas chocolinas,
  • 100 cc de leche, a la que puedes añadir cacao (este era el detalle opcional que decíamos antes) o cambiar por el café. 
Paso a paso:
  1. En un bol, tienes que mezclar el queso crema con el dulce de leche hasta que quede una elaboración untuoso y de color uniforme.
  2. Empapa las galletas chocolinas en el líquido que hayas escogido para tu versión de la chocotorta y en una fuente, rectangular mejor, intercala capas de estas galletas con otras de la crema de dulce de leche.
  3. Repite hasta terminar con una capa superior de crema que puedes usar también para cubrir toda la tarta si lo deseas.
tracking