Revista Mía

5 recetas de pudin de chía para animar tus desayunos

¿Quieres darle caña a alguna de tus recetas healthy favoritas porque te resultan un poco aburridas? Te enseñamos 5 opciones diferentes para preparar tu pudin de chía y que te sepa tan rico como la primera vez.

El mundo gastro no está exento de modas y si hay una que lleva triunfando desde hace ya varios años es la de los denominados 'superalimentos'. Uno de ellos y que sigue en boga, sin duda, es la chía. Proviene de una planta originaria de América Central cuyas semillas son ricas en carbohidratos, fibra, vitaminas y minerales, y aunque ya eran usadas por los Mayas y los Aztecas. Constituyen una fuente importante de Omega 3, y para poder aprovechar este ácido graso la semilla debe ser molida o masticada, una de dos. Su alto contenido de fibra hace que sea ideal para momentos de estreñimiento y también favorece la reducción del colesterol.
Aunque, ¿sabes cómo hacer pudin de chía? Resulta muy sencillo y rápido de hacer: añade todos los ingredientes líquidos en un cuenco (necesitarás leche y extracto de vainilla, aunque este último es opcional) y remueve para que se mezclen bien. Después agrega las semillas de chía y remueve de nuevo con alegría. La clave para que las semillas 'liberen' todo su poder es dejarlo reposando como mínimo dos horas, aunque lo ideal es que lo dejes toda la noche. Además, así lo tendrás ready para la mañana siguiente. Te dejamos 5 ideas muy instagrameables para que te inspires. ¡Vamos a ello! 

Pudin con hortensias

Sí, sí, hortensias, esas flores de color azul violáceo preciosas. Este pudin está preparado con plátanos, arándanos, lavanda, espirulina y yogur de coco. Todo ello coronado con estas preciosas flores.

Con leche de coco y frutas variadas

¿Por qué elegir solo unas pocas frutas cuando puedes añadir todas las que quieras? Este pudin, elaborado con leche de coco (una buena opción si prefieres la leche al yogur), va acompañado de kiwi, manzana, plátano, granada y avellanas.

Con smoothie de fresa

Los smoothies por sí solos están buenísimos, las semillas de chía también... Así que, ¿por qué no mezclarlos?  Puedes hacer el pudin como más te apetezca y 'rematarlo' con un smoothie (de fresa, como este) y algunos trocitos de fruta.

Versión gourmet con agua de rosas

Si te consideras un paladar sibarita, esta es tu opción. Se trata de un pudin preparado con azafrán, agua de rosas y cardamomo. La mezcla puede sonar más a cóctel que a pudin, pero te garantizamos que te sorprenderá.

Para las chocolovers

El chocolate, en su justa medida, puede ser un gran aliado para hacer nuestros platillos healthy más sabrosos. Es el caso de este pudin de chía, vainilla, mantequilla de cacahuete, moras y un pelín de chocolate negro. ¿Podrías resistirte a él?

tracking