Revista Mía

Postres españoles que seguro que no conoces

Las torrijas, los sobaos, o las ensaimadas son dulces célebres de la gastronomía española. Pero existen muchos otros 'en la sombra' que no reciben el reconocimiento que merecen y que te enamorarían seguro. Estos son algunos postres españoles que seguro que no conoces.

Nos atrevemos a decir que en España, la mayoría disfrutamos comiendo, y sin duda podemos catalogar nuestro país de golosos. Nos pueden los postres, aunque seas más de salado. Probablemente te vengan nombres a la cabeza: tarta de Santiago, pestiños, yemas de Ávila... Existen algunos postres que a todas nos resuenan pero vamos un paso más allá para descubrirte postres españoles menos conocidos pero igual de irresistibles. ¡Hay vida más allá de la carrot cake y el red velvet!
La repostería española se caracteriza por la influencia recibida de la época andalusí (piensa en el uso de la miel o las almendras, por ejemplo). La mayoría de las recetas tradicionales, además, evolucionaron en conventos y monasterios, lugares clave en la historia de la repostería de nuestro país. Respecto a los ingredientes de la repostería tradicional, se caracterizan por ser bastante económicos. Abundan los frutos secos como las almendras y las castañas, el uso de harina de trigo, la canela, la vainilla y el azúcar. Y cómo no, es importante destacar la variedad y la riqueza gastronómica que existe en las diversos territorios.
Muchas de las recetas están vinculadas a festivos o fechas especiales como la Semana Santa, Carnaval o Navidad. ¿Lo bueno? Que si controlas la receta, podrás disfrutar de todos estos dulces en casa. Ahora prepárate, porque vamos a crearte una verdadera necesidad con estos postres (más o menos) desconocidos de la gastronomía española.

Paparajotes

Murcia, ¡qué hermosa eres! Los paparajotes son sin duda uno de los postres más originales de esta selección, y sin desmerecer a los demás, por supuesto. Para hacerlos, se cubren unas hojas de limonero con una masa elaborada con harina y huevo. Luego se fríen y se bañan en azúcar y canela. ¿Los has probado?

Perrunillas

Si no puedes tomar tu café sin acompañarlo de una pasta, te recomendamos que pruebes las perrunillas. Se trata de unas pastas de forma redonda, secas y que se deshacen en la boca. Son considerados dulces conventuales, ya que suelen ser elaborados por monjas.

Tortas de alma

Recuerda un poco a los pestiños andaluces, pero las tortas de alma son una empanadilla dulce que se puede rellenar con mermeladas y se reboza su exterior en azúcar. Lo más habitual es encontrarlas rellenas de cabello de ángel. Auténticas delicias solo aptas para las más golosas.

Pastel cordobés

La cocina cordobesa va más allá del gazpacho (sí, amiga) y el pastel cordobés es un hit que no te puedes perder. Se trata de una torta elaborada de hojaldre que se suele rellenar de cabello de ángel, cidra (una fruta similar al limón) y en algunas ocasiones de jamón.

Ponche segoviano

Por el nombre, habrás podido adivinar de que se trata de un dulce típico de la provincia de Segovia. Es una receta centenaria que consiste en un bizcocho rectangular preparado con harina, huevos y azúcar, rociado con jarabe ( el resultado de mezclar agua y azúcar), se rellena de crema pastelera y se cubre con una capa de mazapán. Haz hueco para este postre, ¡que viene fuerte!

Goxua

El País Vasco destaca por su gastronomía (entre otras muchas cosas), pero a veces se nos olvida que también bordan los postres. El goxua es uno de ellos. Se prepara con nata, bizcocho, crema pastelera y caramelo líquido. Suele servirse en vasitos (y presentados por capas) o como si fuesen natillas.

tracking