Revista Mía

Recetas con flores comestibles que te van a obsesionar

Para dar un toque original a tus ensaladas, cócteles e incluso bizcochos y pastas. Existen numerosos tipos de flores aptas para el consumo humano como las de calabaza, el azahar o el hibisco. Ficha estas recetas que podrás preparar con flores comestibles.

Las flores no solo quedan ideales dentro de un jarrón o como mero elemento decorativo en casa o en tu jardín. ¡Que las flores también se pueden comer! Y es que a nivel gastronómico, estas preciosidades tienen mucho que ofrecer. No obstante, empecemos por lo básico: hay que saber elegir muy bien qué tipo de flor puede quedar bien en nuestro plato, y más que en los criterios estéticos, debemos pensar en el sabor que la flor aportará a la receta.
Y es que recetas con flores comestibles hay muchas, ahora tienes que pensar si las utilizarás en crudo o integradas entre el resto de ingredientes. Algunas, como el jazmín o la dama de noche darán a tus platos un aroma intenso, y se deben recolectar a unas horas determinadas para que mantengan sus características intactas.
Si vas a recolectarlas tú (aunque ya las venden en muchos supermercados), es importante que deseches los tallos, los estambres, pistilos y la parte blanca que presentan algunas flores, ya que es amarga. Lávalas con agua muy fría (con agua caliente se estropearán) y sécalas cuidadosamente con papel de cocina. Como son flores frescas tampoco puedes conservarlas durante mucho tiempo, así que guárdalas en un recipiente hermético durante un máximo de una semana.
Si quieres dar un toque bonito, fresco y original a tus tartas y bizcochos, anímate a incorporar las flores en tus creaciones gastro. Inspírate con estas recetas con flores comestibles.

Cubitos de hielo con flores de camomila y centáurea

Vale, quizá no la podamos catalogar de receta porque la elaboración que requiere es demasiado sencilla, pero desde luego que estos hielos florales son de lo más cute. Puedes prepararlos con tus flores comestibles favoritas y añadirlos a tu infusión, cóctel o incluso café.

Tartaletas de rosa

Además, veganas y sin gluten. La base crujiente se prepara a base de harina de almendra y el relleno cremoso, con agar agar, leche de coco, polvo de rosas, aceite de coco y sirope de arce. Añade como topping pétalos de rosas secas. ¡Te va a encantar!

Pastas de té matcha y margaritas

Si presentas estas pastas acompañando el café, apostamos a que tus amigas y familiares se quedarán boquiabiertos. Son galletitas o pastas de mantequilla preparadas con té matcha y decoradas con margaritas amarillas. ¿Quién quiere una?

Crepes con flores de pensamientos

Con un desayuno así, ¿quién necesita otra cosa? Para conseguir un plato dulce tan instagrameable como este solo necesitarás tu receta de crepes de confianza y unas flores que queden monísimas como elemento decorativo (y comestible). Estos son pensamientos, una de las flores comestibles más empleadas a nivel culinario.

Ensalada con flores de amapola

Además de utilizarlas en tus elaboraciones de repostería para agregar aroma, también puedes utilizar sus pétalos en ensaladas para aportar un extra a nivel estético. Procura eliminar el capullo interior, pues es ligeramente tóxico.

tracking