Revista Mía

'French toast', las torrijas francesas ideales para desayunar

La versión francesa de las torrijas triunfa en Instagram y no es para menos: rellenas de chocolate, con frutos rojos o incluso bacon. Son fáciles de hacer e incluso podrás recrearlas con pan de molde. Ficha estas recetas para hacerlas en casa.

Si existe un protagonista en las recetas de aprovechamiento, ese es el pan. De hecho, es el protagonista absoluto de esta receta tan instagrameable. Hablamos de las tostadas francesas, french toast o como se diría en francés, pan perdu (pan perdido). Consiste en pan humedecido en leche con huevo, azúcar, canela y vainilla (opcional, claro) y después pasado por la sartén. La receta es muy, muy similar a la de las torrijas, pero en este caso las tostadas francesas no llevan azúcar y canela al final, ni tampoco miel.
Son perfectas para desayunar o darte un capricho gastro de vez en cuando, ¡y son muy fáciles de preparar! Primero tendrás que batir el huevo para después añadir la leche (que puede ser la bebida vegetal de tu preferencia), el azúcar y la canela. A mayores siempre puedes agregar aroma de vainilla. Llegó el momento de remojar el pan, que no necesariamente debe ser pan duro. Por ejemplo, puedes optar pan brioche para obtener un sabor y ternura extra.
Una vez nuestras rebanadas hayan absorbido el líquido, habrá que pasarlas por la sartén a fuego medio. Cocina cada cara hasta que estén bien doradas. Puedes añadir un poco de mantequilla para que resulten más sabrosas. Y para finalizar, añade frutas e incluso alimentos salados (como el bacon). ¡Saca tu vena creativa y déjate llevar! Aunque si necesitas algo de inspiración, no te pierdas las recetas de tostadas francesas que te enseñamos a continuación.

Con manzana y yogur de coco

Si quieres dar un giro original a las recetas de tostadas francesas más típicas, añade a tu plato manzana troceada con canela y yogur de coco. El resultado será de lo más cremoso.

En formato 'stick'

Sencillo, pero genial para presentar las tostadas francesas de manera diferente. Apostamos a que a los niños les encantará (y a ti también). Corta el pan en tiras y prepáralo siguiendo la receta tradicional. Espolvorea con azúcar glass y sirve con chocolate caliente para mojar.

Tostadas francesas con frutos rojos

Cualquier fruta será perfecta para acompañar tus french toasts, pero si optas por frutos rojos el resultado será además muy cute. Además, actualmente puedes encontrar frutos rojos congelados en muchos supermercados, así que siempre los tendrás a mano. Termina con un poco de sirope de arce.

Con donuts y en versión casserole

Sí, también podrás adaptar esta receta a otros dulces como los donuts (si optas por donuts caseros, mucho mejor). Su masa, esponjosa y tierna, absorberá la leche sin problema. Colócalos en un molde redondo creando la forma de una corona y deja reposar. Añade las frutas de tu agrado o déjalos 'al natural'. ¡Triunfo asegurado!

Con ube o ñame de agua

El ube es una variedad de ñame originario de Filipinas que se caracteriza por un color morado intenso. Su sabor es dulce pero no empalagoso, y es genial si deseas sorprender con tus tostadas francesas. Es complicado de encontrar fresco, pero puedes hacerte con él en su formato en polvo.

Con plátano y mantequilla de cacahuete

Este desayuno te aportará la energía suficiente para pasar la mañana (¡y tan a gusto!). Para que las tostadas queden muy tiernas, elige pan de brioche y para rebozarlo utiliza solo las claras. Podrás remojarlas en cualquier bebida vegetal o leche, como en este caso, que se ha utilizado bebida de avena. ¡Da rienda suelta a tu imaginación!

tracking