Revista Mía

Recetas fáciles con melocotón, la fruta del verano

Es rico en fibra, carotenos y agua, lo que la convierte en una de las frutas reinas en los meses de calor. El melocotón es delicioso para comer solo pero, ¿te atreves a cocinar con él? Te damos algunas ideas.

Hay frutas sin las que no se podría entender el verano, y una de ellas es sin duda el melocotón. La mejor época de consumo se da entre los meses de mayo y septiembre, y es una opción ideal para mantenerte hidratada y evitar las tentaciones entre horas. Se trata de una fruta originaria de China, carnosa muy rica en agua, fibra y carotenos (sí, esos que ayudan a tu piel a broncearse y a mantener tus ojos sanos).
Aporta vitaminas A, C y E. De hecho, dos piezas cubren el 50% de vitamina C que nuestro organismo debería ingerir a diario. Respecto a los minerales, el melocotón será tu aliado si necesitas una dosis extra de hierro, potasio, fósforo y magnesio. La presencia de grasas también es anecdótica, lo que sumado a la cantidad de agua que contiene (casi un 90% de su peso) lo hace ideal para quienes estén a dieta o procurando mantener la báscula a raya. ¿Y qué hay de las calorías? Cada pieza contiene entre 35 y 50, por lo que podemos considerarla una fruta muy ligera. Y como ocurre con otras muchas frutas, contiene muy pocas proteínas.
Se trata de un alimento especialmente indicado para aquellas personas que padecen de hipertensión arterial y es un poderoso antioxidante. Puedes consumirlo tanto en crudo como incorporarlo a tus recetas. Te damos algunas ideas para que aproveches al máximo los melocotones que tengas en casa.

Ensalada de pasta con melocotón

Fresquita, rica y muy sencilla de preparar. La ensalada de pasta es uno de los platos estrella del verano por lo completo y fácil que es de hacer. Elige tu pasta favorita y mézclala con rúcula, queso feta, tomates cherry, cebolla roja y por supuesto, trozos de melocotón al gusto. ¿Te animas a probarla?

Tortitas con compota de melocotón

¡Y en versión healthy! Prepara una compota casera con los melocotones que tengas y sustituye los típicos siropes por ella. Además, estas tortitas son de avena y te aportarán la energía necesaria para desempeñar tus tareas diarias con muchas, muchas ganas. ¡Que levante la mano quien quiera un desayuno como este!

Hojaldritos de melocotón

Pequeños, pero resultones. Estos bocaditos dulces pueden salvarte la merienda y seguro que los más pequeños de la casa los adoran como postre. Solo necesitarás hojaldre (puedes darle la forma y tamaño que quieras), melocotón bien troceado y un poco de canela (aunque también podrías añadir una pizca de azúcar moreno o miel).

Melocotón a la plancha con leche de coco

Si buscas una manera original de disfrutar del melocotón, es esta. Solo necesitarás leche de coco, melocotón, miel y las especias de tu preferencia. Trocea el melocotón, retira el hueso y deja que se dore durante dos minutos en la plancha. Después, añade la leche de coco y un poco de canela, por ejemplo. Retira del fuego y sirve junto a un poquito de miel.

Pandowdy de melocotón caramelizado

Pero, ¿qué es un pandowdy? Se trata de una tarta honda hecha de frutas, normalmente manzanas. Podría recordar un poco a la tarta Tatin, porque puedes prepararla igual. En este caso se ha preparado con melocotón y un poco de azúcar, para que el resultado sea caramelizado. En este caso, han añadido masa con forma de estrellitas. ¡Genial para los niños!

Mermelada de melocotón asado

Olvídate de las mermeladas comerciales, repletas de azúcares innecesarios. Puedes preparar la tuya propia y si es con melocotones será perfecta no solo para acompañar tus tostadas, sino también postres e incluso carnes. Asa los melocotones previamente para darle un plus de sabor y agrega un poco de canela para intensificarlo.

tracking