Revista Mía

La tarta de cumpleaños definitiva: te enseñamos a prepararla

Si lo que quieres es hacer una tarta de cumpleaños por capas al más puro estilo película americana, sigue nuestra receta para poder sorprender en cualquier fiesta.

Seguro te sonarán esas tartas de varias capas, cubiertas de chocolate y muy altas. Las habrás visto, lo más probable, en películas o series cuando celebran una fiesta o un cumpleaños. Son preciosas y después se trocean en triángulos perfectos que dejan entrever su relleno. Ay… Deja de imaginarlo y ¡vamos a ello! Si quieres, puedes hacer la tarta de cumpleaños definitiva con la que dejar a todo el mundo boquiabierto. La tarta que te enseñamos a hacer tiene dos capas y cunde, cunde mucho (hasta salen hasta 20 porciones y si sobra, puedes comerlo otro día).
5f1c3afa5bafe8b1a5ce58ac

mujer haciendo tarta de chocolate

Ingredientes de las capas de bizcocho:
  • 530 gramos de harina de repostería
  • 10 gramos de levadura
  • 1 y 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 cucharadita de sal de mesa
  • 225 gramos de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 400 gramos de azúcar
  • 2 cucharaditas de extracto de vainilla
  • 4 huevos (preferiblemente grandes)
  • 475 ml de buttermilk o suero de leche
Ingredientes del relleno:
  • 200 gr de la mermelada que prefiramos (mejor si es casera)
Ingredientes de la cobertura:
  • 420 gr de chocolate para cobertura o con usos de repostería
  • 1 y 1/4 cucharaditas de espresso instantáneo (opcional)
  • 360 ml de buttermilk a temperatura ambiente
  • 90 ml de edulcorante líquido
  • 3/4 cucharadita de extracto de vainilla
Elaboración:
  1. Precalentar el horno a 180º. Untar con mantequilla dos moldes para pasteles redondos del mismo tamaño. (Si no tienes dos, repite este proceso dos veces, aunque tardarás más).
  2. Tamizar los ingredientes secos en un cuenco ( la harina, la levadura, el bicarbonato de sodio y la sal).
  3. En otro bol, añadir la mantequilla y el azúcar y batir para que se mezclen bien. Incorporar mientras bates la vainilla y los huevos. Añade el buttermilk después, batiendo a menor velocidad hasta que todo esté uniforme.
  4. Incorporar los ingredientes secos ya tamizados y remover bien.
  5. Verter la mezcla en los moldes y golpear suavemente para que quede bien distribuida.
  6. Hornear de 30 a 40 minutos hasta que el bizcocho esté dorado.
  7. Transcurrido este tiempo, sacar y dejar enfriar durante una hora.
Elaboración de la cobertura:
  1. Mezclar el chocolate y el café en polvo (si te decides a usarlo) y calentar al baño María, revolviendo hasta que se derrita. También puedes derretir el chocolate en el microondas, pero siempre con cuidado.
  2. Batir el buttermilk y el edulcorante líquido junto a la esencia de vainilla hasta que se mezclen bien. Añadir con calma el chocolate fundido y remover hasta conseguir una mezcla uniforme.
  3. Enfriar en el congelador hasta que tenga la consistencia necesaria como para poder untarlo (suele tardar unos 30 minutos). Si te pasaras y quedara demasiado compacto, no te preocupes, deja que se atempere un poco y podrás trabajar con la cobertura sin problema.
Y ahora… ¡A montar la tarta!:
  1. Colocar sobre una superficie plana una de las capas de bizcocho y sobre ella, extender la mermelada que hemos elegido.
  2. Una vez extendida uniformemente, colocar la segunda capa de bizcocho, haciendo que ambas capas se vean iguales y en caso se existir irregularidades, pueden corregirse con un cuchillo.
  3. Cubrir todos los lados de la tarta con la cobertura de chocolate y dejar reposar al frío para que adquiera algo de consistencia, y hasta el momento de servir.
  4. Añadir en la parte superior los elementos decorativos que desees.
tracking