Revista Mía

Los trucos de Alma Cupcakes para hacer un bizcocho de 10

Hemos preguntado a la famosa repostera y autora, @alma_cupcakes en las redes, sus consejos infalibles con motivo del Día Internacional del Bizcocho. 

Esta martes 23 de agosto se celebra, un año más, el Día Internacional del Bizcocho. No se nos ocurre mejor excusa que esta para preguntar a una repostera de referencia para todos los amantes de esta disciplina de cocina que utilizan Instagram, cuáles son sus trucos infalibles para conseguir en casa un bizcocho de diez. Estos son los consejos de Alma Obregón, @alma_cupcakes en las redes, perfil que estás tardando mucho en seguir si, como a nosotros, te pierden los dulces caseros.
La repostera también ha publicado en los últimos años diversos libros especializados en la materia. El último de ellos se llama precisamente Repostería tradicional. Recetas para recuperar los sabores de siempre. En él nos propone hacer bizcochos en casa a la manera tradicional de sabores populares como el limón o la manzana —con costra de almendras—.
Este tipo de recetas nos devuelven a la casilla de la repostería tradicional, y eso es justo lo que buscamos cuando queremos hacer en casa algo tan “sencillo”, tan minimalista, como un buen bizcocho casero. Parece fácil, pero no lo es para quien no sea un experto en materia repostera.
607711195bafe8270d5e885f

Foto: iStockBizcocho de yogur

A veces es responsabilidad de la receta escogida, cuyo resultado final peca de seco, está desequilibrado de sabores y matices o no está especialmente rica, y otras somos nosotros quienes metemos la pata. En este caso, la elección de los moldes y el manejo del horno son algunas de las razones por las que fallamos.
Por eso, porque estamos cansados de meter la pata y no poder quitarnos de verdad el antojo de bizcocho casero, le hemos pedido a Alma Obregón sus consejos, y la repostera y autora nos ha dado las cinco claves para bordar esta receta icónica de la repostería tradicional.

Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente

"Aunque parezca increíble, preparar un bizcocho con la mantequilla fría, o incorporar huevos fríos directamente de la nevera a una masa a temperatura ambiente pueden ser la causa de que el bizcocho fracase”, dice Alma Obregón. Por eso, recuerda sacar todos los ingredientes de la nevera con tiempo para que se atemperen y que de este modo la mezcla sea perfecta.

Pesa todos los ingredientes atentamente

“La repostería es pura química”, sentencia la cocinera. “Si modificamos una cantidad de cualquiera de los ingredientes de la "fórmula", habrá una variación sustancial en el resultado”, añade. Obregón recomienda tener en casa una báscula digital, la solución más cómodo y fiable. Pero si no dispones de una en casa, no te tomes a la ligera la medición. “Si la receta habla de cucharadas o cucharaditas, asegúrate de medirlas con las que son estándar de medir (15ml y 5ml) y bien rasas, para que las medidas sean ajustadas”, advierte la repostera. De la diferencia entre las cucharas de medición te hablamos en detalle aquí. 

Evita sustituir ingredientes

 La experimentada repostera hace hincapié en un hábito que es muy propio de abuelas y madres, sustituir ingredientes por lo que tengamos en la despensa. En su opinión, puede ser fatal. “Sé que es muy tentador empezar a hacer sustituciones para adaptar la receta a lo que nos queda en la despensa, pero lo más probable es que acabe saliendo mal. Creedme. Lo digo por experiencia”, señala.

El molde

Tan importante es medir las cantidades como utilizar el tipo de molde adecuado. “Revisa bien para qué tamaño de molde está pensada la receta de bizcocho que has elegido. Una buena receta siempre lo indicará”, dice Alma Obregón. El problema de no elegir el molde adecuado es que no quedará como debe. Así lo explica Obregón: “Si horneas tu masa en un molde demasiado grande, el bizcocho quedará demasiado fino y poco esponjoso. Si, por el contrario, la horneas en un molde demasiado pequeño, la masa tendrá riesgo de desbordarse, se quemará por fuera y quedará el centro crudo”.

Controla atentamente el horneado

Los buenos reposteros suelen precalentar el horno antes de comenzar la receta para que nada falle. Así lo hace también Alma Obregón. “Después, una vez hayas metido el bizcocho al horno, espera pacientemente a que haya transcurrido casi todo el tiempo recomendado por la receta y después comienza a testar”, añade. Para hacerlo, recomienda la técnica de toda la vida: pinchar con un palillo. “Si sale limpio, ¡listo!”, dice. Además, es esencial, en opinión de la repostera, sacar el bizcocho inmediatamente del horno, que nunca enfríe dentro del electrodoméstico todavía caliente. “Cada minuto adicional que pasa dentro del horno una vez está correctamente horneado sólo servirá para resecar la masa”, concluye.
tracking