Revista Mía

3 formas de hacer sandwich helado

Hay formas de hacerlos para todos los niveles en la cocina y gustos, y esta selección de recetas así lo demuestra.

Aunque no te queden vacaciones, todavía queda mucho verano por delante, y con ello los días en los que aparece el antojo de helado. Y si hablamos de helado y verano, no hay opción más canónica que el sándwich helado, una versión 2.0 del corte de helado de toda la vida. Aquel que nos mandaban a comprar —barra de helado y galletas aparte— al puesto “de abajo” nuestros abuelos en los días de verano.
Ya no hay apenas “puestos de abajo” y el helado de corte resiste a duras penas la enorme competencia que tiene. Es el sándwich, que tiene a su versión original y más minimalista al sándwich de nata, uno de los helados que más seguidores tiene. Y lo bueno es que también puedes prepararlos en casa.
¿Cómo? Hay muchas opciones y combinaciones posibles. Más o menos complejas y más o menos golosas. Nosotros hemos seleccionado tres alternativas muy diferentes, todas ellas riquísimas. La última, como verás, es la versión exprés, para “vaguetes” y muy golosos. Eso sí, es una bomba, pero nadie dice que te tomes uno al día. Como dicen las abuelas, “un día es un día”.

De nata

Como decíamos antes, el sándwich de nata es el más tradicional de este tipo de helados, más incluso que los de vainilla y chocolate. Y lo puedes hacer en casa llevando la receta a un nivel superior si sigues los pasos y consejos de Lolita la pastelera.
Ella prepara su helados en sándwich con galletas americanas. Utiliza 250 gr. de harina, 150 gr. de mantequilla, 75 gr. de azúcar glas, 5 ml. de esencia de vainilla, 2 yemas de huevo M, 200 gr. de chips de chocolate y helado de nata —puedes hacerlo en casa o comprarlo hecho—. Para seguir el paso a paso de la receta de las galletas, que es la clave diferencial de este helado, tenéis que pinchar aquí

De cheesecake de naranja

Un ejemplo de lo originales que pueden llegar a ser los rellenos de un helado en formato sándwich es esta versión de cheesecake de naranja que firma Susana, conocida en redes como El hada de las tartas.
Para 5 o 6 unidades, necesitarás 130 y de queso crema, 200 g de nata para montar (con un 35% de materia grasa), 60 g de miel, 1 cucharadita de agua de azahar (opcional), ralladura de media naranja, 10-12 galletas de mantequilla (pueden ser sin gluten) y naranja confitada, que la podéis preparar en casa o comprar.
En su publicación de Instagram puedes seguir el paso a paso de la receta, que se puede hacer con o sin heladera. La autora los presenta bañados en chocolate blanco y con granillo de almendra caramelizada.

De helado industrial

Esta es la versión para “vagos” que te comentábamos antes. La puede hacer cualquier persona capaz de ir al supermercado que tenga un buen cuchillo en casa. Es de @ismaelcocinillas la receta, cuyos helados de tus galletas favoritos son difíciles de superar. En este caso, toma como base del sándwich helado galletas tipo cookies, con pepitas de chocolate incrustadas —podrías hacerlas en casa si quieres también—. Y para el relleno coge una tarrina de medio litro de helado de las que tienen forma redondeada y las corta con un cuchillo de pan en rodajas del grosor que más te guste. Una vez le da forma de sándwich, retira el envoltorio del helado y baña la mitad en chocolate negro fundido. Una bomba adictiva de la que conviene no abusar…
tracking