Revista Mía

Si aún no has probado la tarta diablo no sabes lo que te estás perdiendo

Esta icónico pastel de la repostería estadounidense es protagonista en una escena muy popular de la película ‘Matilda’. 

En la película Matilda, una de las favoritas de los millenial, que la recuerdan con cariño de su infancia y la recuperan ahora con sus hijos e hijas, la señorita Tronchatoro acusa a Bruce de haberse comido su bizcocho de chocolate y, a continuación, ante la respuesta desafiante del niño, le obliga a comerse un pastel de chocolate. Es la tarta del Diablo, en inglés, Devil’s Food Cake, un postre icónico de la repostería estadounidense que estás tardando en probar.
La historia dice que este pastel es la receta antagónica del Angel Food Cake. Al parecer, según la versión más extendida, la primera noticia de la tarta del Diablo data de 1903, cuando aparece escrita en el libro Settlement Cook Book. Pero lo cierto es que no tenemos intención de deternos especialmente en su origen o su evolución porque en cuanto veas lo apetitosa que es en la foto, te van a entrar las prisas por disfrutar de ella en casa.

Nosotros hemos seguido los pasos y la lista de ingredientes que propone el cocinero Enrique Sánchez en esta publicación y siempre que la hemos preparado así, como dice popularmente, hemos triunfado. Por ello, hacemos extensible su receta de la Devil’s Food Cake, conocida también como “tarta Matilda” por la citada película. ¡Qué la disfrutéis en casa!

Ingredientes

Bizcocho de chocolate:
  • 3 huevos L
  • 300 g de azúcar moreno
  • 375 g de harina
  • 140 g de aceite
  • 1 sobre de levadura química
  • 600 g de leche
  • 100 g de cacao puro en polvo
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
Ganache:
  • 675 g de chocolate al 70%
  • 340 g de mantequilla sin sal
  • 340 g de nata de montar

Elaboración

  1.  Para la masa del bizcocho, añade en un cuenco y mezcla los huevos, el azúcar, la leche, el aceite y la esencia de vainilla.
  2. Incorpora encima de esta mezcla la harina, la levadura química y el cacao puro tamizados. Termina de mezclar.
  3. Engrasa 3 moldes de tarta, cubre la base con papel de horno y vierte una tercera parte de la masa del pastel en cada uno.
  4. Cocina en el horno precalentado a 180º C con ventilador durante 15 minutos aproximadamente. Como siempre en este tipo de bizcochos, la prueba del algodón para saber si está lista es pincharlo con un palillo o similar en el centro para comprobar su estado. Si no mancha, está listo.
  5. Una alternativa a este paso es hacer un solo bizcocho y luego cortarlo en Tres porciones iguales.
  6. Para la cobertura, pon al baño María el chocolate troceado con la mantequilla. Deja que vaya derritiéndose y mezclándose bien. Aparta y deja que pierda temperatura fuera del fuego.
  7. Para terminar la ganache, debes vertir sobre la crema de chocolate bien fría la nata. Esta debe estar también fría. Mezcla de manera suave.
  8. Desmolda los 3 bizcochos y corta horizontalmente la parte superior para igualarlos entre ellos y que queden planos.
  9. Coloca el primer bizcocho en la tartera y reparte algo de ganache por encima. Pon otra capa de bizcocho y más ganache. Termina con el último bizcocho encima y ya solo te resta cubrir todo el exterior de la tarta con la ganache. Puedes alisar o no la superficie según tu gusto personal. 
tracking