Revista Mía

Receta de alfajores navideños

Te mostramos cómo hacer la variante más típica de Navidad, los alfajores de maicena.

Argentina vive una Navidad de celebración tras el triunfo de su selección masculina de fútbol en el Mundial de Qatar. Es altamente probable que estos días, una vez pase la semana de celebración, las mesas navideñas reflejen el clima de alegría en el que vive el país. ¡Se van a comer kilos y kilos de alfajores!
Qué mejor que dejarnos llevar por este clima de felicidad y euforia argentina que incluyendo en nuestra bandeja de dulces navideños tradicionales unos alfajores argentinos. Podemos hacer un hueco, aunque sea pequeñito, entre el turrón, los mazapanes y los polvorones a la versión más típica del alfajor en Navidad, que es el de maicena, según explican desde las tiendas especializadas en gastronomía argentina Tita de Buenos Aires.
Seguramente lo sepas, pero si todavía no has probado un alfajor en tu vida, debes saber que es dulce de origen andalusí —fuimos los españoles quienes lo llevamos a Latinoaméricana—, es una mezcla de “dos o más galletas o masas que se unen y rellenan de chocolate, dulce de leche, mermelada u otros, tras el horneado”, apuntan el equipo de las tiendas citadas.
5ec3a2ae5bafe895e8073979

Alfajores de maicena

En Argentina, el país donde tienen más tirón —son parte inseparable de su tradición culinaria—, hay distintas variantes. Por ejemplo, el alfajor de Tucumán, con dulce de leche y miel de caña, o los de Córdoba, con membrillo u otras frutas en su interior. Pero como decíamos antes, el más habitual en las mesas navideñas es el de maicena, que se llama así porque lleva más cantidad de este ingrediente que de harina.
Compartimos la receta a continuación de la mano de Ana Antolini, copropietaria y responsable de cocina de Tita de Buenos Aires.

Ingredientes

  • 90 gramos de mantequilla
  • 90 gramos de azúcar glass
  • 100 ml de yema de huevo
  • 3 ml de miel
  • 6 ml de esencia de vainilla
  • 75 gramos de harina
  • 7 gramos de polvo de hornear
  • 175 gramos de maicena
  • 250 gramos de dulce de leche
  • 40 gramos de coco rallado

Elaboración

Paso a paso

En la batidora, se mezcla la mantequilla con el azúcar glass hasta que quede cremoso, más o menos durante 6 o 7 minutos.
Se le agregan después las yemas de huevo, la miel y la esencia de vainilla y se vuelve a mezclar hasta que quede todo más homogéneo, medio blanquecino y más líquido.
Tras otros 6 ó 7 minutos de batidora, se le agrega suavemente la harina con el polvo de hornear y la maicena, tamizado todo previamente.
Sube en potencia la batidora (velocidad media) y amasa durante diez minutos.
El amasado. Una vez que queda como un bollito la mezcla, se puede amasar con la mano.
Cuando ya no se te pega entre las manos, se lleva al abatidor (nevera, si no tienes abatidor en casa) con su consistencia uniforme para que alcance una temperatura fría y sea más fácil de manipular.
Rellenar. Cuando sacamos el bollo del abatidor, se estira bien y con un molde se cortan las piezas que se ponen en una bandeja en el horno con papel vegetal para que no se pegue.
Hornea a 160ºC durante seis minutos.
Al sacarlos, deja que se enfríen y coge la manga rellena de dulce de leche (o lo que quieras) para unir dos tapas .
Por último, pásalos por coco rallado.

tracking