Revista Mía

Tarta de manzana

Sigue siendo la reina de las tartas y gusta tanto a grandes como a pequeños. Es perfecta para tomarla como postre o para acompañar un té o el café de media tarde.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 15 min
  • Tiempo de cocción + de dos horas
  • Porciones 4
  • Tipo de receta Dieta vegetariana
  • Precio -

Ingredientes

  • 250 g de masa quebrada
  • 2 y 1/2 kg de manzanas Granny Smith
  • 5 cucharadas de mantequilla
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 4 cucharadas de zumo de limón
  • 4 cucharadas de brandy
  • 2 cucharadas de mermelada de albaricoque.

Preparación

Extender la masa quebrada con un rodillo sobre una mesa ligeramente enhaninada

Cubrir  con la masa la base y las paredes de un molde de tartaleta

Refrigerar durante 1 hora

Sacar de la nevera

Pinchar el fondo con un tenedor

Cubrir con papel de aluminio, poner encima unos pesitos (pueden ser unas legumbres) y hornear  durante 15 minutos a 200 ºC

Sacar del horno, retirar las legumbres y el papel y hornear 10 minutos más

Reservar tres manzanas; pelar el resto, trocearlas y ponerlas en una fuente con 3 cucharadas de mantequilla, 2 cucharadas de azúcar, 3 cucharadas de zumo de limón y el brandy

Poner en una fuente y hornear 2 horas a 200 ºC

Remover de vez en cuando

Sacar la fuente del horno y  triturar las manzanas  hasta conseguir un puré

Rellenar la tartaleta de masa quebrada con este puré

Pelar las manzanas reservadas y cortarlas en láminas

Disponerlas encima del puré intentando mantener una bonita forma de flor

Pintarlas con la mantequilla restante derretida

Espolvorear con azúcar y gratinar hasta que estén ligeramente doradas

Calentar la mermelada de albaricoque con 1 cucharada de zumo de limón y pintar la tarta para darle brillo

Dejar enfriar y reservar en la nevera hasta el momento de servir

Nota: puedes tomar la tarta  templada acompañada de una bola de helado de vainilla, que le va muy bien

Foto: Fernando Ramajo

tracking