Revista Mía

Tarta de chocolate con caquis

Acompáñala con una bola de helado de vainilla a un lado. Resultará aún más apetitosa.

Cómo hacer una cobertura de chocolate vegana

La cobertura de chocolate es una forma deliciosa y sencilla de decorar tus postres. Prepararla tan solo nos llevará unos minutos y el aspecto final será espectacular. Aunque puede parecer difícil, existen algunas técnicas que te facilitarán conseguir una buena cobertura.
Si te gustaría conseguir este acabado pero eres vegana, no te preocupes, porque existen múltiples opciones para hacerla en su versión 'veggie'. Por ello, te daremos las claves para hacerla rápido y fácil en tu casa.
En primer lugar, sustituiremos la nata por leche de coco o crema vegana. En el caso del chocolate, habrá que buscar uno que no contenga leche de origen animal o un chocolate negro mayor del 80% y así será sano también. Los chocolates para repostería y para fundir son las mejores opciones.
A continuación, calentaremos nuestro sustituto de la nata en una cazuela y picaremos trozos de chocolate aparte. Reservamos. Posteriormente, cuando la nata esté caliente, la apartamos del fuego y mezclamos con el chocolate con una espátula. Es importante que el chocolate no esté hirviendo.
Cuando la mezcla esté totalmente integrada tocará decorar la tarta. Recuerda que el chocolate no debe tener burbujas de aire para no estropear nuestro acabado final. Un truco para dar sabor a la cobertura es agregar esencia de vainilla o ron.
Si queremos utilizar la cobertura en otra ocasión, se puede guardar en la nevera y conservar durante varios meses. Para poder utilizarla, solo tendremos que poner nuestro preparado al baño maría y cubrir el postre que queramos con ayuda de una espátula.
¿Te animas a agregar esta técnica en tus postres? Seguro que el resultado te encantará y dará un aspecto muy profesional a tus platos.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 45 min
  • Tiempo de cocción 10 min
  • Porciones 4
  • Tipo de receta Dieta vegetariana
  • Precio -

Ingredientes

  • 1 paquete de pasta brisa redonda
  • 35 g de pistachos tostados
  • 2 caquis
  • cacao en polvo
  • Para el relleno:
  • 250 ml de nata líquida para montar
  • 3 huevos
  • 70 g de chocolate negro en pepitas con un 70% de cacao
  • Para la cobertura de chocolate:
  • 150 g de chocolate negro de 70 % de cacao
  • 120 ml de nata para montar

Preparación

Picar los pistachos, pelar y cortar los caquis y reservar

Mezclar la pasta brisa con el cacao en polvo y amasar con las manos, hasta conseguir el color deseado

Estirar la pasta brisa con un rodillo y colocarla en un molde redondo para tartas

Dejarla reposar 45 minutos

Luego, pinchar la masa con un tenedor y cocerla 5 minutos a 180 °C y dejar que se enfríe

Para el relleno, batir los huevos con la nata y añadir el chocolate fundido al baño maría

Mezclar bien, dejar que se atempere y poner el relleno en la tarta, dejando 1 cm aproximadamente hasta el borde del molde

Volver a hornearla durante 10 minutos a 180ºC, retirarla y dejarla atemperar

Poner la nata para la cobertura de chocolate a calentar en un cazo y agregar el chocolate, mezclando hasta que se homogeneice

Poner un poco del baño de chocolate encima de la tarta realizando movimientos circulares

Para la presentación, dejar enfriar la tarta, desmoldarla y colocar encima los trozos de caqui

tracking