Revista Mía

Carpaccio de piña, un postre muy tropical

¿Quieres sorprender a tus invitados con un postre sencillo y diferente? Triunfarás con este carpaccio de piña y helado de leche.

Muchas veces nos complicamos la vida en la cocina más de lo que deberíamos con tal de agradar a nuestros invitados, y no queremos decir que eso esté mal, al contrario, pero también debemos contar con algunas recetas sencillas y que se preparan en muy poco tiempo para esos días que nos apetece menos cocinar. Sobre todo cuando llega el momento de los postres, que no siempre tenemos a mano una placa de hojaldre para hacer un pastel o yogur para preparar un postre cremoso. Hay multitud de postres que pueden hacerse a base de frutas de la manera más sencilla y natural posible, pero que al mismo tiempo resultan ideas súper originales, como es el caso de esta receta de carpaccio de piña.
Además de una piña entera pelada y cortada en láminas muy finas, necesitaremos un poco de azúcar y canela para preparar un almíbar en el que se marina la piña, unas fresas para decorar el plato, y un buen helado de leche que irá a la perfección con nuestro postre. Si además quieres que quede más bonito, nada mejor que decorar el carpaccio con unas hojitas de menta fresca.
Como marinamos el carpaccio en un almíbar, podrás prepararlo por ejemplo el día anterior y dejarlo reservado en la nevera en una fuente de cristal cubierto con film transparente. Ten en cuenta que mientras más tiempo lo dejes en el almíbar, más dulce estará.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 30 min
  • Tiempo de cocción 5 min
  • Porciones 4
  • Tipo de receta Dieta sin gluten
  • Precio -

Ingredientes

  • 1 piña
  • Fresas naturales para decorar
  • Helado de leche
  • Hojas de menta
  • 50 g de azúcar
  • 150 ml de agua
  • 1 cucharadita de canela

Preparación

Lo primero que tendrás que hacer será pelar la piña

Para ello, corta la base y la parte superior

Apoya la piña por la base más ancha y ve pelando la piña de arriba hacia abajo con un cuchillo de sierra

Cuando tengas toda la piña pelada, retira los ojuelos que quedan con un cuchillo pequeño de punta afilada

Para cortar la piña lo mejor es hacerlo con un cuchillo grande bien afilado de manera que saques láminas lo más finas posibles

Reserva las láminas de piña en una fuente de cristal profunda

Prepara un almíbar calentando el azúcar con el agua hasta que quede perfectamente integrada

Agrega la canela, remueve y vierte el almíbar sobre la fuente de cristal

Marina la piña 1 hora en el almíbar en el frigorífico

Escurre las rodajas de piña y repártelas en 4 platitos individuales

Coloca las rodajas un poco superpuestas las unas sobre las otras de manera que cubras toda la superficie del plato

Corta las fresas en láminas finas sin llegar hasta el fondo y colócalas en el centro del plato

Sirve el carpaccio con una bola de helado de leche, las fresas, y unas hojitas de menta

tracking