Revista Mía
62c83d465bafe8b43896615b

¡Un helado de fresa y yogur rápido de preparar y perfecto para el verano!

Nada mejor para los días calurosos que un buen helado bien fresquito, podrás tomarlo como postre e incluso para la merienda porque es súper saludable.

Si te gusta la combinación de ingredientes cremosos como la leche, el yogur, la nata o el queso mascarpone con fruta fresca, te encantará esta receta fácil de helado que podrás preparar en un abrir y cerrar de ojos. Lo único que necesitarás será un recipiente amplio para mezclar los ingredientes, y un robot de cocina o varillas eléctricas para montar la nata.
Para preparar esta deliciosa receta, como ingredientes base necesitarás yogur griego y unas buenas fresas de temporada que estén en su punto óptimo de maduración. Te recomendamos que utilices el yogur griego, porque gracias a su porcentaje graso, la textura del helado quedará inigualable.
Si además lo sirves con toppings variados, el resultado será mucho mejor. Unas nueces caramelizadas, crocanti de almendra, virutas de chocolate blanco o chocolate con leche, coco rallado… Las combinaciones son prácticamente infinitas, y casi cualquier ingrediente de este tipo, encajará a la perfección con los helados que te proponemos a continuación. Así mismo, al ser helado de fruta, siropes o coulis de frutas como el mango, la frambuesa o la sandía enriquecerán todavía más la receta. No olvides servirlo también con unas hojitas de menta fresca de adorno, que además de quedar súper vistosas, le darán un gusto mucho más fresco a tu helado.
Si te preocupa que el helado no te quede tan bueno como el de una heladería, te contamos que el único secreto para que la textura del helado quede perfecta, es ir sacándolo del congelador para removerlo de vez en cuando. Si lo haces tal y como te indicaos en la receta, evitarás que el helado  se cristalice durante el proceso de congelación y obtendrás un helado mucho más cremoso.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 10 min
  • Tiempo de cocción 5 min
  • Porciones 4
  • Tipo de receta Dieta sin gluten
  • Precio -

Ingredientes

  • 350 g de fresas
  • 400 ml de yogur griego
  • 150 ml de leche
  • 100 ml de sirope de arce
  • Una cucharada de azúcar
  • Crocanti de almendra
  • Hojitas de menta

Preparación

Limpia y lava las fresas, si son grandes, córtalas a la mitad

Mezcla el azúcar con 3 cucharadas de agua en un cazo y cuece a fuego lento un par de minutos hasta que se diluya y obtengas una especie de sirope

Agrega 300 g de fresas y cuécelas a fuego lento 5 minutos sin dejar de remover

Pasado el tiempo retíralas del fuego y déjalas enfriar

Monta la nata con ayuda de un robot de cocina o unas varillas eléctricas hasta que dupliquen su volumen

Mezcla el sirope de arce con la leche y agrega esta mezcla poco a poco a la nata montada

Hazlo con movimientos envolventes y muy lentamente

Introduce la mezcla en el congelador 15 minutos

Pasado el tiempo, retírala, remueve, y vuelve a introducirla en el congelador

Repite el proceso hasta que completes 1 hora

Agrega las fresas cocinadas a la mezcla del helado, y remueve hasta que queden bien integradas

Vuelve a introducir el helado en el congelador hasta que pase otra hora, retirándolo y removiendo cada 15 minutos para evitar que se cristalice

Pasado este proceso, puedes conservarlo en el congelador sin necesidad de remover hasta el momento de servirlo

Sirve el helado decorado con las fresas que reservaste al principio

tracking