Revista Mía
62d57f605bafe87fd0f8a0f3

Granizado de sandía, una receta 100% natural

¿Te apetece una receta ligera y refrescante? Prueba este granizado de sandía perfecto para tomarlo en cualquier momento del día.

La sandía es una de las mejores frutas que podemos tomar en verano, es refrescante, está buenísima, contiene muchísima agua y además, apenas aporta calorías, por lo que podemos comer cuanta queramos sin tener que preocuparnos por engordar. Eso sin contar que podemos prepararla en batidos, helados o granizados y disfrutarla de diferentes maneras para no cansarnos nunca de comerla y así llegar a las 5 raciones diarias de fruta y verdura recomendadas por los expertos.
El momento perfecto para servir tu granizado es de postre, ya sea en el almuerzo o en la cena. Además tienes la ventaja de que es una receta súper económica, y que tendrás un delicioso granizado artesano listo en menos de 15 minutos con el que tus invitados quedarán boquiabiertos. Se prepara de forma súper sencilla y luego se conserva en el congelador hasta el momento de servirlo decorado con unas hojitas de menta o hierbabuena. Si quieres mejorar más todavía la presentación, puedes cortar unas rodajitas de lima y ponerlas en el borde del vaso.

¿Qué ingredientes necesito para el granizado?

Generalmente el granizado es tan sencillo de preparar, que únicamente necesitarás la fruta que hayas elegido, un poco de azúcar, y zumo de cítricos, ya sea naranja, lima, pomelo o limón.  Si además lo sirves decorado con unas hojitas frescas de menta o hierbabuena, el resultado será inmejorable.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 10 min
  • Tiempo de cocción -
  • Porciones 4
  • Tipo de receta Dieta sin gluten
  • Precio -

Ingredientes

  • 500 g de sandía
  • 60 g de azúcar
  • 1 lima
  • 1 vaso de agua
  • 3 ramitas de menta fresca o hierbabuena

Preparación

Mezcla el agua con el azúcar en un cazo y caliéntalo sin dejar de remover hasta que el azúcar se haya disuelto

Retira el cazo del fuego y déjalo enfriar

Lava la lima, sécala con un paño o papel absorbente, y ralla la piel con ayuda de un rallador fino

Exprime el jugo de la lima y cuela el zumo para que puedas retirar fácilmente las semillas

Antes de pelar y trocear la sandía, fija bien la tabla a la encimera

Para ello, coloca una bayeta mojada en la encimera, fija encima la tabla, y asegúrate de que no se mueve

Pela la sandía con un cuchillo bien afilado, córtala en trozos y retira las pepitas sin que quede ninguna

De esta forma el granizado te quedará con la textura perfecta

Coloca la sandía en el vaso de la batidora, agrega el zumo de lima y el agua y tritura hasta obtener un puré muy ligero

Congela la preparación 30 minutos

Retira el granizado del congelador, remueve bien con un tenedor, y vuelve a congelarlo 3 horas más

Lava la menta, seca bien las hojas con un paño limpio de algodón, y separa las hojitas

Pasado el tiempo, retira el granizado del congelador, tritura con la batidora a la mínima potencia, y sirve el granizado de inmediato repartido en vasos individuales decorados con las hojitas de menta y unas rodajas de lima en el borde de cada vasito

Si lo prefieres, también puedes agregar las hojitas picadas bien finas, remover el granizado, y servirlo ya mezclado directamente

tracking