Revista Mía

Rollitos frescos para tus aperitivos de verano

Te mostramos cuatro formas diferentes con bases vegetales de hacer en casa la nueva tendencia culinaria enInstagram.

Como venimos haciendo de un tiempo a esta parte en la que no perdemos el tiempo a las tendencias culinarias en Instagram, fuente inagotable de ideas (buenas y no tan buenas) para ampliar el registro del menú de casa, damos voz a un nuevo plato de moda entre los influencers de cocina: el rollito fresco.
No vietnamita, ni de primavera. No es clave asiática, con ese rebozado vegetal con algún tipo de carne. Se trata de rollitos fríos, una receta ideal para el verano porque nos ayuda a combatir el calor y porque se comparte muy bien, y ya sabemos que en verano las mesas familiares se suelen ampliar a menudo. Hacen falta sillas y platos para todos los que somos, sobre todo durante las vacaciones.
Este platillo es, como decíamos, un recurso magnífico para completar el menú de estas comidas familiares en verano, pero también es un concepto genial para resolver una comida o cena exprés que sea nutritiva y rica. Además, es muy versátil: hay múltiples combinaciones para hacerlos y, sobre todo, muchas opciones vegetales para la base. De las que hemos probado tras hacer la correspondiente investigación en Instagram hemos recuperado estas cuatro que compartimos a continuación: 

Rollito de pepino crujiente

Para hacer esta receta de Mar Bellver necesitarás un pepino, una zanahoria, unos trozos de aguacate, queso crema, salmón ahumado, alcaparras y el toque crujiente de los kikos. 
Su rollito se hace con la propia carne del pepino, por lo que es muy saludable. Basta con pelarlo fino con un pelador o mandolina y colocarlo sobre papel film para que luego sea más fácil enrollarlo. Pon el resto de capas interiores según la receta y enrolla con cuidado antes de servir con unos kikos machacados. Corta en porciones y listo.

Rollitos de calabacín

También muy saludable porque en este caso la capa exterior es otra verdura, el calabacín. Irene, de @come.vive.viaja, más corta gruesas y cocina, pero también puedes hacer láminas finas, tipo carpaccio, y que vayan en crudo como base igual que las de pepino en el ejemplo anterior. Como relleno, dos opciones a modo de ejemplo: hummus de garbanzo clásico, aguacate y rúcula o tomate frito, queso y orégano o albahaca fresca. 

Rollitos de lechuga y pollo

La propuesta de Ori, de Tasty Hunting, es preparar los rollitos de verano con hojas grandes de lechuga iceberg. Su relleno es de pechuga de pollo cocida con hierbas aromáticas y especias para luego desmenuzarla, maíz, perejil fresco y mayonesa casera. 

Versión con base de semillas

La última propuesta que te trasladamos está inspirada en esta que puedes ver aquí. No lleva una verdura como base, sino el queso crema untado sobre film directamente. Dentro, salmón ahumado y aguacate picado, además de una mezcla de semillas. Nosotros te proponemos hacer la tuya propia con sésamo y lino, por ejemplo, pero puedes añadirle pipas de calabaza o girasol también. La clave está en congelar el rollito apenas unos 15-20 para que puedas rebozarlo en la mezcla de semillas y pipas y así le des otro aspecto exterior diferente y también otros sabores y texturas. 

tracking