Revista Mía

5 guarniciones en una sola receta que puedes hacer en media hora

Con este ejemplo te vamos a demostrar cómo exprimir a fondo tu robot de cocina cocinando en tres alturas distintas. 

Tener un robot de cocina tiene sus (muchas) ventajas. Sobre todo en lo que respecta al ahorro de tiempo y a la versatilidad que aporta al menú de casa, ya que se pueden hacer muchas cosas que, sin tener experiencia o mucha mano en la cocina, no te animarías a hacer. Sin embargo, no tantas personas saben, pese a que dispongan de este electrodoméstico, hasta qué punto es útil. Te lo vamos a demostrar con un solo ejemplo.
Una de las opciones más interesantes de los robot de cocina es la multifuncionalidad. Es decir, el cocinar varias cosas a la vez, o dicho con el anglicismo de turno, hacer batch cooking. Bromas aparte, esta es una manera ideal de disponer de comida saludable para más días con el menor esfuerzo posible y sin perder tanto tiempo como cuando nos metemos en los fogones sin que el reloj apriete.
Pues bien, gracias a esta función que permite cocinar a la vez diferentes elaboraciones, un robot de cocina te ofrece la posibilidad, entre otras muchas ventajas, de tener cinco guarniciones en media hora, el tiempo de una sola elaboración sin usar el robot.

Hay muchísimos ejemplos de distintos ingredientes que puedes cocinar a la vez en tu robot de cocina. Como muestra, un botón que requiere el uso de la siguiente lista de ingredientes para tener 5 guarniciones que podéis usar una o dos personas en distintas comidas y cenas de la semana: 150 gramos de macarrones integrales, 150 gramos de arroz integral, una berenjena, dos huevos, 300 gramos de menestra de verduras congelada, 750 ml de agua, aceite de oliva virgen extra y sal.
A priori, parece complicado poder conseguir cinco guarniciones en 30 minutos con estos ingredientes, pero si te pones manos a la obra verás que es posible. Para ello, solo tienes que seguir al pie de la letra las siguientes instrucciones: 
  1. Introduce el agua en la jarra, añade la pasta y una pizca de sal. El aceite es opcional, dependiendo de si quieres cocer la pasta “a la española” o “a la italiana”, que ya sabes que no utilizan aceite para ello.
  2. Coloca el castillo dentro de la jarra o vaso principal. Ya sabes que tiene aberturas en sus paredes y parte baja, por lo que se puede cocinar aprovechando el calor y el vapor de la cocción de la pasta. Esto es lo que puedes hacer si metes el arroz en el citado castillo y pones encima la vaporera sin el tapón del vaso.
  3. En la vaporera, dispón la menestra de verduras, los nuevos envueltos en film y la berenjena simplemente partida por la mitad. Este será el tercer piso de tu cocinado, con tres guarniciones distintas.
  4. Programa 105ºC a potencia de calor 10 y velocidad 0 durante 28 minutos y en media hora (los 28 más los dos que te lleva colocar todos los ingredientes siguiendo este paso a paso) tendrás distintas elaboraciones que puedes separar en distintos recipientes. Combina a tu gusto. 
tracking