Revista Mía

3 recetas fáciles y terroríficas para organizar una fiesta de halloween

Hay que ser original y un poco manitas para organizar una fiesta temática de Halloween que incluya un menú especial, pero con estas recetas te lo ponemos mucho más fácil.

Para bien o para mal, Halloween está cerca. Quedan apenas unos días de niños y niñas disfrazados llamando al timbre de casa en busca de caramelos que llevan guardados desde la última cabalgata de Reyes a la que fuiste, calabazas de todas las formas y maneras —macetas, boles…—, y series y películas específicas de esta fiesta anglosajona que ya es también nuestra.
Si no te gusta, paciencia, ya que queda menos; y si te gusta, solo te queda disfrutar de sus días grandes con una fiesta temática en casa en la que no puede faltar una merienda “terrorífica” a base de menaje y receta propio de Halloween.
Lo primero es tan fácil como buscar por internet o en el bazar más cercano a tu casa. También te lo puedes currar un poco si hay peques en casa y convencerles para hacer manualidades de Halloween juntos para decorar la casa. Pásate por Ser Padres si te faltan ideas porque abundan. Lo tercero es algo más complejo: toca cocinar pero no de cualquier manera: hay que ser original y un poquito manitas.
En esto último no te podemos ayudar, pero sí podemos hacerlo en lo primero. ¿Cómo? Compartiendo contigo tres recetas con las que vas a conquistar al personal en casa si celebráis Halloween.
Alguna es realmente terrorífica, como vas a ver, siempre y cuando te quede como la original, y otras son más “cuquis” o “kids friendly”, ahora que todo tiene su anglicismo correspondiente. Pero, en cualquier caso, te garantizamos que son muy resultonas, que es lo que importa cuando uno organiza una fiesta temática de Halloween. Coge papel y boli y toma nota. 

Tabla de quesos de Halloween

Como entrante, no puedes hacer otra cosa en tu fiesta de Halloween que no sea esta “tabla del miedo” de @healthyholme. Si consigues este resultado final te habrás pasado el juego, como dicen los jóvenes.

Necesitas dos troncos de queso de cabra, 3 palitos de queso, 4-5 rebanadas de jamón serrano y galletas. Esto en cuanto a la lista de ingredientes, ya que tendrás que coger un lápiz y pintar tu brazo y tu mano en papel pergamino o encerado.
Recórtalo, colócalo en un plato, y sigue las instrucciones meticulosamente de la creadora de la receta para que quede con este aspecto terrorífico. Sigue el paso a paso en el vídeo porque es más fácil si lo ves que si lo lees al ser más una manualidad que una receta. 

Fantasmas de chocolate blanco

Si te apetece preparar un dulce de Halloween que no asuste a los peques, estos fantasmas de chocolate blanco son ideales. La receta es de @kristensellentin, que prepara una especie de porridge con cereales de arroz, pero que en realidad puedes servir como más te guste.

Los fantasmas se hacen derritiendo chocolate blanco en chips o de una tableta partida hasta que quede una crema. Añade un colorante suave, rosado, mezcla y luego sumerge una cuchara para dar la forma de los fantasmas en una bandeja cubierta con un papel tipo horno. Tienes que tener mano para dar la forma adecuada.
Pon la bandeja en la nevera unos minutos y cuando esté solidificado de nuevo el chocolate blanco, pinta con gel negro los ojos y la boca de cada fantasma. 

Canapés de “colmillos ensangrentados”

La cuenta de Lori Castellon, @ghoul.at.heart, y su blog de recetas espeluznantes es el paraíso si quieres preparar una comida o cena temática de Halloween. Cereales con forma de calavera, hamburguesas con pan negro, platos principales, entrantes y aperitivos de todos los tipos y estilos.

Te hemos traído a modo de ejemplo una de las recetas más fáciles y resultonas de su blog: unas tostas de colmillos ensangrentados elaborados con queso de cabra con hierbas y una mermelada de cereza y miel a modo de sangre. Eso sí, salvo que seas un maestro moldeando queso de cabra, para hacerla es más rápido y sencillo que compres un molde. Hay muchísimos en internet, también de otras formas. 
tracking