Revista Mía

10 ensaladas templadas para tomar aunque haga frío

¿Quién dijo que era un plato exclusivo de los meses de verano? Estas propuestas demuestran lo mucho que puede dar de sí.

Tendemos a creer la errónea idea de que las ensaladas solo son para el verano por estar compuestas por ingredientes crudos que nos refrescan en los días de más calor en los que necesitamos algo ligero pero esto no es del todo cierto. Es una realidad que existe esta fórmula para cuando las temperaturas suben y esto las convierte en grandes aliadas, pero hay muchas otras maneras de preparar este mismo plato de manera que no sea fría y resulte mucho más saciante. Solo es cuestión de tener en cuenta una serie de claves para poder tener recursos para el día a día perfectos para una comida exprés en casa o para preparar el tupper que llevar al día siguiente a la oficina.
Para empezar haciendo que los vegetales estén cocinados en cualquiera de sus versiones, siendo a la plancha o al horno las maneras más habituales de prepararlos. El simple hecho de que la verdura esté atemperada ya cambia el concepto por completo. También influye el hecho de tomar como base arroz, quinoa, bulgur o cualquier otro cereal en lugar de ingredientes de hoja verde o, mejor aún, dejar que sea una legumbre sobre la que se asiente el menú.
Una vez tengas elegido el elemento principal, elige la proteína. En lugar de huevo duro propio de ensaladas de verano puedes recurrir al huevo escalfado para que, además de ser más tibio, aporte untuosidad al conjunto. Puedes añadir también pollo, pescado, marisco o incluso ternera para que sea completo y acompaña tu elección de frutos secos tostados o de quesos con un golpe de calor porque el resultado será totalmente diferente.
Por último, no te olvides del aliño. Nuestra recomendación aquí es que te atrevas con algún hummus o paté vegetal que le acompañe ligeramente caliente para darle un toque de originalidad y huir de las mayonesas de siempre.
Siguiendo estos pasos serás capaz de preparar en muy poco tiempo deliciosas ensaladas templadas con lo que tengas por casa pero, si estás falto de ideas, no desesperes porque aquí tenemos una batería de propuestas completamente distintas a las que comes habitualmente que te ayudarán a salir de la rutina y cogerle el gusto a las ensaladas incluso cuando el cuerpo te pida un guiso calentito.
tracking