Revista Mía

Crema fría de lechuga

Para su elaboración utiliza una lechuga que se haya quedado demasiado madura para una ensalada o cualquier col que tengas en la nevera.

La lechuga, llamada por su nombre científico 'Lactuca sativa', es una planta herbácea muy consumida en todo el mundo. Su cultivo se suele realizar en invernaderos, por lo que está disponible en todas las estaciones del año. Esta planta está compuesta por un tronco del que salen hojas comestibles. Sus bordes pueden ser aserrados, lisos u ondulados.
Además, existen múltiples variedades como la lechuga romana, la lechuga beluga, la lechuga batavia y la lechuga trocadero o francesa. Otras muy comunes son la iceberg (una de las más extendidas), la mantecosa y la baby.
Esta verdura es muy versátil, por lo que puede adaptarse a un montón de recetas. Sin embargo, lo más común es comerlo en ensaladas o como acompañamiento de platos. Asimismo, se suele encontrar en platos de comida rápida como la hamburguesa, los wraps o los kebabs.
No obstante, es posible que no conozcas todos los beneficios que te aporta. Entre ellos, destaca su bajo contenido en grasa. Por ello, es ideal para adelgazar o mantenernos en nuestro peso.
Un beneficio que quizás no sabías es que la lechuga puede ayudar a luchar contra la anemia, ya que es rica en hierro. Este alimento está indicado para personas con fatiga o con anemia.
Para los catarros y resfriados, esta puede ser un aliado, ya que ayuda a mantener sanas las vías respiratorias y tiene un efecto calmante en los nervios, los músculos y previene el insomnio.
Por otra parte, su gran contenido en antioxidantes reduce el colesterol alto, ayuda a la circulación y previene el envejecimiento celular. Asimismo, es un regulador natural del azúcar.
Al igual que otras verduras, es una fuente de vitaminas como la E, C, B1, B2, B3 y A y minerales como el potasio, sodio, calcio y magnesio. La lechuga también contiene vitamina K, un compuesto clave en el metabolismo óseo que ayuda a prevenir la degeneración de los huesos.
Por último, la lechuga es una aliada para bajar de peso. 100 gramos de lechuga nos aportan 15 calorías y nos aportan hidratación y nutrientes esenciales.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 5 min
  • Tiempo de cocción 10 min
  • Porciones 4
  • Tipo de receta (n/a)
  • Precio -

Ingredientes

  • 1 lechuga
  • 1,5 l de caldo de pollo
  • aceite de oliva
  • virgen extra
  • sal
  • pimienta

Preparación

Lava las hojas de lechuga

Escúrrelas bien y córtalas en trozos

Calienta el caldo en una cazuela, agrega la lechuga, salpimenta y deja cocer durante 10 minutos

Licua la lechuga cocida, añadiendo parte del caldo

Deja que se enfríe

tracking