Revista Mía

Ensalada de naranja sanguina, espárragos y perrechicos

¿Quieres aprender a preparar una ensalada completamente deliciosa y diferente? No puedes perderte esta receta con naranja sanguina de Enaitz Landaburu.

He aquí una ensalada bien fresca y de temporada. La parte acida la aporta la naranja sanguina, por lo que no necesitamos vinagre. Además, una mezcla de huerta y de bosque, con los espárragos blancos en crudo y láminas de perrechico, también en crudo, hacen de esta ensalada, un entrante de fácil hechura.
La parte verde la aportan unas hojas de rúcula, con sus notas herbáceas y amargas.
La naranja sanguina es muy especial, no solo por su corta temporada, que pocas veces la vemos llegar a la primavera, siendo esta de finales de invierno, y que llega con las ultimas heladas. Su alto contenido en vitaminas y antioxidantes y por supuesto, su sabor agridulce y acido hacen de ella una joya en la cocina, normalmente en la parte dulce, pero que también se emplea, como hoy, en una ensalada, aportando más que color a los platos, por su particularidad de matices sápidos.

Acabado/Emplatado:

Sobre un plato liso colocar los gajos de naranja sanguina, y alrededor las cintas de espárrago.
Colocar unas cuantas láminas de perrechico, unas escamas de sal y por ultimo las hojas de rúcula. Terminar aliñando con el aceite de oliva virgen extra.
A disfrutar.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 15 min
  • Tiempo de cocción 5 min
  • Porciones 4
  • Tipo de receta (n/a)
  • Precio -

Ingredientes

  • 2 naranjas sanguinas
  • 8 perrechicos medianos
  • 4 espárragos blancos
  • 60 grs de aceite de oliva virgen extra
  • Sal en escamas
  • Hojas de rúcula

Preparación

Pelar las sanguinas a flor de piel, dejando los gajos limpísimos

Pelar y laminar los espárragos con ayuda de un pelador ancho y reservar

Limpiar los perrechicos en su base con ayuda de una puntilla

Tener las hojas de rúcula seleccionadas, sin rabitos

tracking