Revista Mía

3 recetas de pollo que puedes hacer para Navidad

El pollo, al igual que el pavo, se puede convertir en el ingrediente estrella de cualquier receta de Navidad. Y, para muestra, algunas de las opciones que te proponemos a continuación.

Aunque el pavo es uno de los ingredientes estrella en las casas de muchas familias durante la Navidad, especialmente en algunos países (como podría ser el caso de Estados Unidos o Inglaterra), ¿quién ha dicho que el pollo no se puede también convertir en una opción deliciosamente apetitosa, fácil de preparar, y sobre todo, muy versátil en la cocina?
En Japón, por ejemplo, es muy común que, cada año, el 25 de diciembre los entusiastas de la Navidad participen en una tradición gastronómica anual consistente en comer pollo frito, algo que tendría más que ver con la cultura gastronómica estadounidense que con un sentimiento estacional.
Y es que en este país, muchas familias conmemoran la festividad occidental con un toque distintivo japonés: en lugar de comer un pavo asado navideño, optan por deleitarse con un delicioso pollo frito, preferiblemente de comida rápida.
Pero, ¿de dónde proviene esta tradición? Algunos autores señalan que la historia de amor de Japón con la Navidad y el consumo de pollo de piel crujiente proviene de la década de 1960, cuando había un crecimiento económico y la idea de optar por alimentos occidentales se consideraba algo “nuevo y elegante”.
Así, aunque el pavo era una opción tremendamente tradicional, pocas familias tenían espacio para asar un ave tan gigante, dado que la mayoría de las cocinas japonesas eran pequeñas, por lo que optaron por el pollo. Y, particularmente, por el pollo frito, que en Navidad se convirtió en un auténtico símbolo que el país recuperó tras las secuelas de la Segunda Guerra Mundial.
Si piensas elaborar alguna receta de pollo para esta Navidad, no te pierdas algunas de las recetas que te proponemos a continuación.

Sopa de fideos con pollo

Foto: Istock

Sopa de fideos con polloFoto: Istock

Ingredientes:
  • 900 ml de caldo de pollo
  • 1 pechuga de pollo deshuesada sin piel
  • 50 g de fideos de trigo o arroz
  • 3 champiñones cortados en rodajas finas
  • 2 cebolletas ralladas
  • 1 diente de ajo picado finamente
  • 2 cucharaditas de salsa de soja
  • Sal al gusto
Elaboración:
Vertemos el caldo de pollo en una cacerola grande y añadimos la pechuga de pollo y el ajo. Calentamos hasta llevar a ebullición. Luego reducimos el fuego, cubrimos parcialmente y cocinamos a fuego lento durante 20-25 minutos, hasta que el pollo esté tierno.
Luego, colocamos el pollo en una tabla de cortar y desmenuzamos en trozos pequeños con la ayuda de un par de tenedores. Volvemos a introducir el pollo a la cacerola, añadimos los fideos, los champiñones, la cebolleta y la salsa de soja. Cocinamos a fuego lento durante 5 minutos, o hasta que los fideos estén tiernos.
Finalmente, procedemos a servir en tazones con un poco de salsa de soja extra.
Foto: Istock

Pollo asado con salsaFoto: Istock

Ingredientes:
  • 1 cebolla picada
  • 2 zanahorias picadas
  • 1 pollo de corral
  • 30 g de mantequilla ablandada
  • 1 limón cortado por la mitad
Ingredientes para la salsa:
  • 250 ml de caldo de pollo
  • 1 cucharadita de harina
Elaboración:
Comenzamos calentando el horno a 190 ºC.
Una vez hemos pelado y picado tanto la cebolla como las zanahorias, las colocamos sobre una fuente para asar donde quepa el pollo entero.
Sazonamos la cavidad del pollo generalmente con sal y pimienta, y rellenamos con 2 mitades de limón. Colocamos el pollo sobre la cebolla y las zanahorias, cubrimos la pechuga y las piernas con la mantequilla blanda, y volvemos a sazonar de nuevo.
Introducimos en el horno y dejamos reposar durante 1 hora y 20 minutos, lo que ayudará a que el pollo quede perfectamente asado.
Retiramos con cuidado del horno y, con la ayuda de un par de pinzas, levantamos el pollo para colocarlo en un plato, dejándolo que repose durante 20 minutos más.
Mientras tanto, procedemos a preparar la salsa. Colocamos los jugos del pollo en una cacerola y calentamos a fuego lento. Luego añadimos la cucharada de harina y dejamos que chisporrotee hasta obtener una pasta arenosa. Vertemos gradualmente el caldo de pollo, y removemos hasta obtener una salsa espesa. Luego, cocinamos a fuego lento durante 2 minutos.
Colamos la salsa y, cuando vayamos a servir el pollo, procedemos a añadir los jugos adicionales a la salsa, acompañándola.
Foto: Istock

Estofado de polloFoto: Istock

Ingredientes:
  • 9 muslos de pollo pequeños
  • 500 ml de caldo de pollo
  • 3 puerros
  • 75 g de nata para cocinar
  • 200 g de guisantes congelados
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de pan rallado
  • Un manojo de perejil picado
  • 1 cucharada de mostaza de Dijon
Elaboración:
Cortamos los puerros por la mitad y los picamos finamente. En una cazuela ignífuga a fuego lento añadimos los puerros y el aceite. Añadimos la mantequilla y cocinamos a fuego lento durante 15 minutos, o hasta que los puerros estén blandos.
Ponemos el pollo, con la piel hacia abajo, en una sartén antiadherente a fuego medio, cocinando hasta que la piel se dore. Luego le damos la vuelta y doramos el otro lado. Añadimos el pollo a los puerros.
Añadimos ahora el caldo y cocinamos a fuego lento. Sazonamos, tapamos y cocinamos durante 30 minutos a fuego lento. Luego, añadimos la mostaza, la nata y los guisantes, y seguimos cocinando a fuego lento.
Una vez listo para servir, mezclamos el pan rallado con el perejil y espolvoreamos sobre el pollo.
tracking