Revista Mía

¿Cómo hacer pimientos rellenos al horno?

Disfruta de un plato riquísimo, súper saludable que podrás hacer de forma sencilla y sin apenas trabajo.

Si tienes un almuerzo con invitados no dudes en preparar uno buenos pimientos rellenos al horno, quedarán buenísimos y además muy vistosos en la mesa. Los pimientos son tan versátiles, que quedarán riquísimos con cualquier relleno que quieras hacerles porque van bien con un montón de ingredientes. Lo que si recomendamos, es que compres pimientos de tres colores para que luego el resultado en la mesa sea mucho más vistoso. Los mejores son los que vienen en paquetes de tres ya que el tamaño es similar entre ellos y además tienen la talla perfecta para servirlos de manera individual. Si no consigues que se queden de pie, córtales un poco la base con mucho cuidado para que puedan sostenerse por sí solos.
En nuestro caso, los vamos a rellenar de un sofrito de ajo y cebolla, carne picada, un poco de salsa de tomate, y un chorrito de vino blanco. Así tendrás un relleno que nunca falla y que combinará a la perfección con el sabor de los pimientos asados.

¿Puedo hacer la receta vegana?

Si quieres hacer tu plato vegano y que te quede igual de sabroso, lo único que tendrás que hacer es sustituir la carne por algún ingrediente vegetal como la soja texturizada. Te quedará mucho más sabrosa si la hidratas con un caldo de verduras y además la sazonas con especias antes de rellenar los pimientos.
Al ser un plato tan completo, los pimientos rellenos de carne picada son un plato único perfecto para un almuerzo o una cena, es decir, no tendrás que servirlos con ninguna guarnición. En todo caso, un poco de arroz blanco cocido es un acompañamiento perfecto si quieres completar más el plato.
Lo primero que tendrás que hacer es pelar y picar finamente el ajo y la cebolla para el sofrito y rehogarlos 5 minutos en una cazuela con una cucharada de aceite de oliva.
Una vez tengas listo el sofrito base, agrega la carne picada y cocínala a fuego vivo hasta que cambie de color. Entonces podrás agregar el vino blanco, dejarlo cocer unos minutos hasta que se evapore el alcohol, y añadir la salsa de tomate. Prueba el relleno, agrega especias al gusto, sazona con una pizca de orégano, y rectifica de sal si fuese necesario. Ten en cuenta que debe quedar bien sabroso porque los pimientos no llevarán sal añadida.
Precalienta el horno a 180ºC. Para limpiar los pimientos, corta la parte superior con ayuda de un cuchillo bien afilado y consérvala, la utilizarás como tapadera para servir los pimientos. Limpia bien los pimientos por dentro, retirando las semillas y las partes blancas.
Cuando tengas limpios los pimientos, pincela el fondo de una bandeja refractaria con un poco de aceite de oliva y coloca los pimientos de pie sin la tapadera. Rellena cuidadosamente los pimientos con la carne picada y coloca cada tapadera justo al lado de cada pimiento de manera que se hornee al mismo tiempo. Hornea los pimientos durante 30 o 35 minutos.
tracking