Revista Mía
6002c8155bafe84d02001d8d

Carne de caza: platos con los que disfrutar de ella

La carne de caza es rica en vitaminas, baja en grasa y más sencilla de preparar de lo que puedas pensar. Si aún no te has animado con ella, te enseñamos unas recetas con las que te quedará de rechupete.

Jabalí, perdiz, ciervo... La carne de caza es típica de la temporada de otoño e invierno y, aunque quizá no lo sepas, sus características nutricionales la hacen ideal para consumir de forma moderada y puntual. No es un tipo de carne que forme parte de nuestra dieta habitual, pero al contrario de lo que se suele pensar, no es tan difícil de cocinar y el resultado puede resultar un auténtico éxito.
Se denomina 'carne de caza' a la perteneciente a aquellos animales que no sean domesticados de manera habitual o que hayan sido cazados para su consumo. Es más dura que la carne de vaca o el cerdo, ya que los animales salvajes se mantienen mucho más activos y por ese motivo, su carne contiene mucha menos grasa. En algunos casos, tendemos a infravalorar sus propiedades porque pensamos que es un alimento excesivamente graso. Esto se debe a que en muchos casos y para ablandar y suavizar su sabor, muchas recetas incluyen grasa 'a mayores'.
No obstante, hay que estar atenta porque si la carne procede de un animal mayor, su sabor será mucho más intenso y su apariencia será muy oscura. Para ablandar su textura y que resulte más fácil de cocinar, puedes marinarla (en vino tinto, por ejemplo), asegurarte de que en ella no quedan restos de sangre y dejarla en el congelador durante una noche.
¿Todavía no te has lanzado a preparar alguna receta con carne de caza? Tranquila, que las que te proponemos a continuación te harán amarla.

Pato con col e higos

Los niveles de grasa de la carne de pato son muy bajos, exceptuando la parte de la piel, claro. Resulta delicioso y su sabor no es tan intenso como el de otras carnes, pero si quieres suavizarlo y aportar notas dulces, cocínalo con higos. ¡El resultado es de 10!

Lomo de ciervo con manzana glaseada

Y champiñones. El sabor dulce y suave de la manzana glaseada, así como la ternura de los champiñones, combinan a la perfección con la carne de venado. Truco exprés para ablandarla: congélala y descongélala después. Después introdúcela en agua y elimina cualquier rastro de sangre.

Perdiz con salsa de mostaza y bacon

Una receta desenfadada y muy jugosa, que combina el sabor de la perdiz con el toque ahumado del bacon y la cremosidad de una salsa hecha con base de mostaza. Acompáñala de ensalada... ¡Y éxito asegurado!

Hamburguesa de jabalí con pan casero

Para aquellas que quieran dar un giro de 180º al concepto de 'hamburguesa'. Esta versión gourmet de este plato se elabora con la bondiola, un corte que corresponde a la parte del pescuezo. Adereza con ajo, coriandro, pimienta y tomillo.

Tartaleta de faisán y kale

En versión pie, una opción de lo más original si quieres incorporar la carne de faisán a una receta de aire más casual. Añade un toque de cheddar para hacer las delicias de los amantes del queso.

tracking