Revista Mía

Recetas con bimi que te harán amar esta hortaliza

Es un cruce entre brócoli y una variedad de col oriental, rica en vitamina C y en componentes bioactivos. Su sabor dulce y suave lo hace perfecto para preparar al horno o incluso deshidratado. Te mostramos recetas para preparar con bimi.

Bimi, baby brócoli, broccolini... ¿Te suena? Por su nombre, quizás intuyas que el brócoli tiene algo que ver en esto. Nos encontramos ante una verdura que es el resultado de cruzar el brócoli con un tipo de col china. El resultado de ese affaire fue una hortaliza de tallo largo que nació en Japón, en el año 1993 (así que no es un 'invento' de ahora).
Su aspecto combina la estética de un espárrago (en el tronco) y el florete del brócoli. Es considerado un superalimento (igual que ocurre con el kale, por ejemplo). Lo que le hace diferente y especialmente interesante a nivel nutricional son sus altos niveles de vitamina C, ácido fólico y zinc. Contiene incluso más que su 'padre', el brócoli, pero es importante destacar que su precio también supera el del brócoli (de hecho, casi lo triplica). Esto hace que sea más bien una hortaliza a consumir de vez en cuando o en ocasiones más especiales.
En cuanto a su cocinado, no esconde grandes secretos. Puedes prepararlo igual que cocinarías el brócoli: teniendo ojo para que quede al dente. Su sabor dulce le convierte en el candidato perfecto para incluir en platos de pasta, revueltos, tortillas o incluso aperitivos saludables con los que pecar sin remordimientos. Estas son algunas de las recetas que puedes preparar con bimi.

Frittata de bimi y champiñones

La frittata es un plato italiano que recuerda a una quiche, pero sin masa, y a la que puedes agregar prácticamente los ingredientes que quieras. Cualquier verdura quedará genial, y el bimi no es una excepción. Además de él, añade champiñones y espárragos trigueros.

Crepes de bimi y ricotta

¿Hay algo mejor que cenar unos crepes en esos días en los que estás muy perezosa? Seguro que no. Easy y muy rápidos: prepara estos con bimi y queso ricotta. Añade cúrcuma a la mezcla de la masa... ¡Y voilá! Saludable e irresistible.

Salsa de mayonesa y bimi

Aunque el bimi puede consumirse de múltiples maneras (por ejemplo, deshidratado y acompañado de salsa de calabaza, por ejemplo), también puedes incorporarlo a tus salsas. Una de las que aparece en esta imagen es mayonesa de bimi, y para prepararla bastará cocer esta hortaliza durante 3 minutos y triturarlo todo bien.

Pasta al ajo con gambas y bimi

Y no solo eso: también con parmesano, un toque de limón y perejil fresco. El bimi aportará un toque crujiente al plato, además de original. ¿Te animas, pastalover?

Bimi al horno

Así, tal cual. Y con cualquier salsa ligera de tu elección (puedes hacerla con yogur natural, de miel y mostaza y añadir semillas de sésamo para aportar cierta textura...). Este bimi al horno puede convertirse en un picoteo o aperitivo tan sabroso como healthy.

tracking