Revista Mía

Coliflor gratinada, una receta sorprendentemente deliciosa

Si normalmente comes la coliflor hervida como guarnición o en ensalada, te sorprenderá el sabor de la coliflor gratinada con bechamel.

Rica en vitaminas y minerales, y con muy pocas calorías, la coliflor es perfecta para incluirla en tus menús semanales y planes de adelgazamiento o mantenimiento de peso. Si los más peques de la casa no pueden ni ver la coliflor, esta receta es perfecta para disimular un poco su sabor y enriquecerla gracias a la salsa bechamel y el queso rallado. Puedes agregar unos taquitos de bacon o jamón para que les resulte más apetecible.
Otra original forma y además muy sabrosa de comer más coliflor es con esta versión mexicana de uno de sus platos más típicos, las quesadillas. Con etas quesadillas de coliflor tendrás una receta vegetariana de lo más sencilla. Y si necesitas más ideas, toma nota de estas recetas para cogerle el gusto a la coliflor.

Ficha 

  • Tiempo de preparación 15 min
  • Tiempo de cocción 15 min
  • Porciones 4
  • Tipo de receta (n/a)
  • Precio -

Ingredientes

  • 1 coliflor
    500 ml de salsa bechamel
    75 g de queso rallado
    Nuez moscada
    Sal
    Pimienta

Elaboración

Coliflor gratinada

Coliflor gratinada

1. Precalienta el horno a 200ºC. Limpia la coliflor retirando la base y separándola en ramitos. Lávala y cuécela 10 minutos en abundante agua salada. Escurre la coliflor y colócala en una fuente refractaria.
2. Calienta la bechamel a fuego suave hasta que empiece a borbotear. Si su sabor es demasiado suave, sazónala al gusto con un poco de sal, pimienta, y nuez moscada.
3. Vierte la bechamel sobre la coliflor de manera que quede totalmente cubierta, espolvorea con el queso rallado, y gratínala en el horno hasta que se funda el queso.

tracking