Revista Mía

Bocadillo campero: qué lleva y dónde tomarte el más rico

Así es este famoso bocado popular malagueño, que puedes probar en muchos bares y restaurantes de la ciudad.

Hay un bocadillo en Málaga que vive a la sombra del mollete y de preparaciones populares como sus espetos o sus gazpachuelos que es muy conocido a nivel local. Se llama campero y debes conocerlo: por su historia y por lo rico que está.
El campero malagueño no es un bocadillo al uso, sino que tiene varias peculiaridades que son las que le dan entidad propia y, por ende, su popularidad. El pan, en el bocadillo campero, se aplasta y tiene forma redondeada, de mollete. Además, es indispensable la mayonesa, y muchos defienden que su relleno tiene que ser copioso, abundante —que “chorree”— y variado, con muchos ingredientes.

Su origen

Pero, para poder saber con exactitud qué es un campero hay que viajar hasta los años 80, ya que entonces cuando nació en el restaurante malagueño llamado ‘Los Paninis’. Así lo explica Jordi Rosales, creador de Margarito Estudio y del documental «Orgullo Campero», en este artículo del diario Sur. Hay otras fuentes que apuntan a los años 50 como el origen de este bocadillo popular, como el serranito, también andaluz.
Al parecer, era el bocadillo estrella del lugar, frecuentado por espectadores de varios cines cercanos. Había dos opciones, según la misma fuente: un relleno “normal”, de lechuga, tomate, jamón cocido —dos lonchas, para cumplir ese deseo popular de que tenga mucho relleno—, mayonesa y queso; y uno “gourmet”, aunque por entonces ese término no se estilaba ni en Málaga ni en ninguna parte de España, que llevaba pollo. Hay quien señala que inicialmente llevaba también ketchup y mostaza; ahora puedes encontrarlo con huevo, además de otras versiones como el de atún o el de lomo de cerdo.
Estas son las razones por las que deberías comerte un rico campero y no una pizza o hamburguesa si pasas por la ciudad andaluza de Málaga. ¡Es un bocadillo único!

Un bocadillo campero típico de Málaga

Es clave para que el pan del campero quede como debe que sea aplastado en una sandwichera o un grill acanalado, y es un bocado ideal para tomarlo como desayuno, almuerzo o incluso a media tarde. Se come a cualquier hora, en realidad, en bares y restaurantes populares como los que te recomendamos a continuación a partir de experiencias personales, chivatazos sobre el terreno y fuentes locales fiables como esta, en la que tienes más restaurantes recomendados donde bordan esta hamburguesa malagueña. 

¿Dónde probarlo?

Hamburguesería Mendivil: durante 40 años llevan sirviendo algunos de los mejores camperos de la ciudad en este local situado en la calle Eslava, 13. Se puede comer algo rápido, barato, rico… y autóctono. En Málaga, sí. Esta es la prueba. 

Hamburguesería Durán Durán: otro de esos rincones humildes en la ciudad donde han llevado el campero, la hamburguesa de la ciudad, a un nivel superior. Hay rellenos para todos los gustos en su carta. Avenida de Sor Teresa Prat, 84.

Mafalda: en un lugar idílico, Pedralejos, está situado esta hamburguesería con 35 años de historia en la que los camperos son una de las especialidades de la casa. https://mafaldapedregalejo.com/ Paseo Marítimo El Pedregal, 71. 
Eladio: local especializado en bocadillos camperos, es una pista inmejorable para introducirte en este bocado malagueño cuando visites la capital de la Costa del Sol. Calle de la Bohème, 8.

Carpanta: ya sabemos que los bocadillos populares, cuantos más grandes, más triunfan (siempre y cuando estén ricos). Si queréis probar el campero XL, este es vuestro lugar en Málaga. Pedid el campero que le da nombre al local y no saldréis con hambre. Calle Martínez De la Rosa, 81.
Burger Valdi: para los malagueños de pura cepa este no es un local cualquiera. Generaciones y generaciones pasaron durante más de 30 años por sus instalaciones en el centro de la ciudad los fines de semana, y sus camperos se siguen sirviendo ahora en la Alameda de Capuchinos, 24 de la capital de la Costa del Sol. 
Scooby: aunque hacen hamburguesas, serranitos y pepitos, entre otros bocadillos, los camperos ocupan “media” carta de este restaurante popular en Málaga para degustar su bocadillo más famoso. Tanto que hay dos abiertos en la ciudad: en la avenida de Sor Teresa Prat, 103; y en la plaza Maestre Andrés, 5.

tracking