Revista Mía

Cuántos tipos de salchichas alemanas conoces

Consulta esta miniguía de salchichas alemanas para no volverte loco cuando vayas a comprarlas o a pedirlas en algún restaurante especializado.

Alemania es un país de panes… y salchichas. Hay muchas más delicias culinarias en el adn de su cultura popular, pero las más populares son estas dos sin duda alguna. Sobre todo las segundas, las salchichas, protagonistas de esta pieza.
Ya sabes, y si no lo sabes te lo repetimos de nuevo, que las salchichas son todas alimentos procesados. Es decir, no son saludables. Ni siquiera las que hace tu carnicero. Sentimos decírtelo. Sí son menos malas que las salchichas industriales que te comías por paquetes cuando eras pequeño, pero no por eso de que sean “naturales” y “artesanales” tienes licencia, desde el punto de vista estrictamente nutricional, para comértelas dos veces a la semana. Ni siquiera una.
Pero dicho esto, de igual forma que hacemos excepciones con el chocolate o el alcohol, puedes hacerlo con las salchichas, sobre todo si es para disfrutar de una buena selección de salchichas alemanas.
Salchichas (Foto: iStock)

Salchichas (Foto: iStock)

Dado que hay más de 1.500 subvariedades de salchichas alemanas según la tienda especializada en productos alemanes Kommen, para no perderte cuando te dispongan a comprarlas o cuando vayas de viaje por el país centroeuropeo, compartimos a continuación unas nociones básicas sobre la clasificación de este producto.
En Alemania, donde las salchichas son motivo de orgullo nacional, se puede hablar de cuatro tipos de salchichas: la fresca o cruda, la cocida, la escaldada y la conocida como bratwurst, que no se puede englobar en ninguno de los tres grupos anteriores. En Alemania no hay, al menos no entre las variedades más populares, salchichas curadas o secas, como si las hay en España —fuet, butifarra o chorizo, por ejemplo— o en Italia —salami—. 

Frescas

Su denominación en alemán es rohwurst, y todas estas salchichas están hechas con carne cruda, casi siempre de cerdo, o mezcla de dos tipos, y especias. Algunas de las más conocidas subvariedades son la rohwurst schnitffest, que es una salchicha fermentada que se puede cortar en rodajas, o la streichfähig, que se come untada. También las hay que se cuecen una vez embutidas, nunca antes, como la gekart. 

Cocidas

Conocidas como kohwurst, son salchichas precocidas. Es decir, se cuecen sus ingredientes antes de ser embutidas y una vez tienen forma de salchicha se vuelven a cocinar en agua. Pueden incluir productos de casquería en su composición como sangre o hígado, y también harinas de distintos cereales —avena, trigo, arroz, cebada…— que aglutinen su mezcla. Algunas variedades de salchichas cocidas alemanas son la sülzwurst, la leberwurst y blutwurst.

Escaldadas

Un tercer término alemán que debes controlar para poder pedir salchichas con propiedad es Brühwurst. Estas variedades de salchichas están escaldadas a 70ºC. Lo que permite este tipo de producción y cocinado previo es que se coman sin tocar, tal y como las compras, aunque también se pueden tomar a la parrilla o calentadas. Explican desde Kommen que hay más de 800 variedades de estas salchichas alemanas, cuyo contenido “se distribuye en 50% carne magra, 25% de grasa y otro 25% de agua aproximadamente”. 

Bratwurst

Son quizá las salchichas alemanas más populares —se utilizan para hacer el famoso currywurst, plato callejero típico de Berlín— y también las más peculiares porque no se pueden clasificar dentro de ninguno de los tres tipos anteriores. El motivo es su composición y cómo se hacen: algunas se dejan crudas, otras se precocinan, no hay consenso ni unanimidad en el proceso de producción, aunque hay elementos comunes como el uso de carne picada y de tripa natural para embutirlas. Hay muchísimas variedades de bratwurst, que por cierto se suelen comer asadas o a la plancha. Algunas subvariedades son la coburger, la fränkische, la würzburger y la nürnberger rostbratwurst. Esta última, típica de la ciudad de Nuremberg —se vende en los supermercados alemanes que operan en España— añade el término ‘roer’ porque se hace a la parrilla. Para diferenciar bien las salchichas bratwurst, la mejor pista que te podemos dar es que te fijes en sus “apellidos”. Lo normal es que hagan referencia, como en el caso citado de las de Nuremberg, al lugar de procedencia y se añada un prefijo que indique para qué tipo de cocinado se han producido. 

Etiquetas:

tracking