Revista Mía

Cómo preparar un cordon bleu, la receta original

Con unos filetes de pollo, unas lonchas de queso y un poco de pan rallado tendrás la receta del famoso cordon bleu francés.

Ya ves que con unos cuantos ingredientes sencillos que seguro tienes a mano en la cocina podrás preparar de manera fácil uno de los platos más sabrosos del recetario francés: el cordon bleu.
 ¿Qué es un cordon bleu? Unos jugosos filetes de pollo rellenos de queso rebozados con pan rallado, toda una delicia a la que pocos podrán resistirse.
Verás que cuando los prepares en casa, toda la familia quedará sorprendida, sobre todo los más pequeños. Es un plato que tendrás listo en apenas unos minutos y que puede resolverte el almuerzo o la cena en un pispás. ¿Quieres hacerlo un poco más saludable? Hornéalo en lugar de freírlo. Para ello, sólo tendrás que colocar el cordon bleu en la bandeja del horno, rociarlos con unas gotas de aceite de oliva, y hornearlos 10 minutos a 180ºC.
Cómo preparar un cordon bleu casero
Los ingredientes
Siguiendo la receta original, el cordon bleu se prepara con un par de filetes de pollo, una loncha de jamón cocido, y otra de queso. Normalmente el queso más apropiado podría ser el emmental o el gruyere, ya que se funden fácilmente y hacen que el resultado sea mucho mejor.
Cómo se hace paso a paso
Lo primero que tendrás que hacer será salpimentar los filetes a tu gusto, luego dispones un filete de pollo, lo cubres con una loncha de jamón cocido y otra de queso, para volver a colocar encima otro filete. Según la receta francesa después sólo quedaría rebozarlo con pan rallado y freírlo bien calentito.
Si quieres un rebozado mucho más crujiente y sabroso, recomendamos que pases el cordon bleu por harina, huevo batido y pan rallado en ese orden. Así la capa quedará extra crujiente.
A la hora de freírlo es fundamental que el aceite esté bien caliente para que el resultado sea inmejorable. ¿Sabes cómo hacer la fritura perfecta? Toma nota de estos trucos infalibles para conseguirlo.
Ya sólo faltaría una guarnición para completarlo, y una que seguro que no falla, son unas buenas patatas fritas hechas en casa.
Variantes del cordon bleu tradicional
En la variedad está el gusto, si quieres un sabor más intenso, prueba a sustituir el jamón cocido por unas lonchas de jamón serrano y notarás la diferencia. Así mismo, si te gusta el sabor del queso azul, podrás rellenarlo con un queso tipo gorgonzola o roquefort y darle ese punto de distinción.
tracking