Revista Mía

Pasteles salados si tienes invitados en casa

Gustan a pequeños y mayores, y son rápidos de hacer, tanto los horneados como los que se sirven fríos. 

Lo que más nos gusta a quienes seguimos Instagram como una fuente más de ideas para enriquecer nuestra cocina de casa es la variedad de alternativas que puedes encontrar en ella. Desde las clases gratuitas de un chef del nivel de Jordi Cruz a platos sin grandes pretensiones que te salvan comidas y cenas, ya sean familiares o con invitados.
De algunos ejemplos concretos hemos dado cuenta en piezas anteriores. Los rollitos, las tortitas o las ensaladas de legumbres, entre muchos otros. Y en estas líneas te traemos una aportación más de los cocinillas que comparten sus recetas en la red social: los pasteles saldos, horneados o fríos, que son una solución ideal para iniciar cualquier comida o cena de picoteo.
Como siempre que seleccionamos recetas tomadas prestadas, escogemos una variedad amplia entre todas las que hayamos probado. Y ya verás que esta selección de recetas de pasteles salados fáciles de hacer no te va a defraudar. 

Pastel caliente de calabacín

La primera receta que te recomendamos es esta de Inés, de @hoycomemossano. Propone un pastel salado horneado de calabacín y queso. Necesitas una base de hojaldre que puedes comprar ya hecha, una cebolla pinchada y calabacín en crudo cortado en rodajas finas. Estas se colocan como segunda capa del hojaldre —la primera es la cebolla—, y encima recomienda poner queso de cabra o feta (o ambos). Añade sal, pimienta, albahaca y aceite de oliva extra, otra capa de calabacín y al horno 25 minutos a 200 grados.

Vegano

Nos gusta incluir opciones veganas en estas piezas. Y en este caso nos hemos decantado por este pastel frío receta casera de @patrimediolimon, que utiliza 200 g de tofu, sal, aceite de oliva y sal negra, 4 hojas de lechuga, 1 bote de “atún” vegano, salsa veganesa, 6 rebanadas de pan de molde y dos pimientos marrones asados. Fíjate en el vídeo para clavar el paso a paso, que es muy sencillo. 

De salmón ahumado

Un clásico de los aperitivos fríos es el salmón ahumado. Ya sea en canapés, rolls, con huevo hilado o en pasteles fríos como este de @irenecocinaparati. Necesitas 400 g. salmón ahumado, 3 placas de enrollados de pan de molde, 6 cucharadas de mayonesa, 15 palitos de cangrejo, 150 g. de atún en conserva, 60 g. de pimientos asados, 2 cucharaditas de alcaparras, 40 gr de pepinillos en vinagre, 4 huevos cocidos, lechuga, huevas de salmón y eneldo.
Son más ingredientes pero es fácil de hacer. Tienes el paso a paso en esta publicación que puedes consultar a continuación. 

El "completo"

Hemos bautizado así este pastel cuya idea original es de la marca de salsas Musa porque lo lleva “todo”. Es una especie de sándwich club hecho pastel frío. Lleva una primera capa hecha con una mezcla de atún, huevo duro, lechuga iceberg y mayonesa, y una segunda con tomate en rodajas, jamón cocido (o pavo) y queso. Bien de mayonesa y huevo duro por encima para decorar. Es el pastel de los “campeones”. 

De espárragos

Es el pastel salado por excelencia con permiso del de cabracho. Hay mil maneras de hacerlo; en cada receta familiar hay toques personales, como ocurre con la ensaladilla rusa, por ejemplo. Una de las más fáciles y rápidas de hacer es siguiendo esta receta del equipo de Futurlife21. Tienes que mezclar 425 gramos de espárragos blancos (peso escurrido), 160 gramos de bonito en aove (peso escurrido), 6 huevos medianos, 6-8 pimientos del piquillo y 250 gramos de queso de Burgos. Bate todo junto hasta que quede una masa homogénea, rectifica de sal y pimienta y vierte la mezcla en un molde. Hornea a 180 grados durante 45 minutos aproximadamente. LAs autoras de la receta recomiendan Sergi lo con una salsa hecha a base de requesón o queso fresco batido con pimientos del piquillo, aceite y sal.

Etiquetas:

tracking