Revista Mía

Recetas ligeras y sanas para tus tuppers

Apúntate esta selección de recetas variadas, fáciles de hacer y muy nutritivas. Con estas elaboraciones ya no tendrás excusa para comer bien, estés donde estés.

Es normal pensar que comer fuera de casa no es equivalente a comer saludable. Cuando nos hacemos un tupper para llevar al trabajo, solemos apostar con recetas rápidas y sin muchas complicaciones, pero a veces es importante dedicar algo de tiempo a las elaboraciones.
Nosotros creemos que comer sano puede ser sinónimo de disfrutar de la comida y las recetas que te proponemos compaginan esta idea a la perfección. La intención es que te hagas tuppers que sean ligeros para que el resto de la tarde no se haga pesada y que sean sanos y nutritivos, para que nunca descuides tu alimentación.
Cada vez pasamos más tiempo fuera de casa, no solo en el trabajo, una tarde con amigos, alguna excursión, en la universidad y en general, haciendo planes. Si te has propuesto mejorar lo que comes y quieres evitar comer fuera y apostar por elaboraciones hechas en casa, este artículo también te interesa. ¡Déjate de excusas porque comer bien es muy fácil!
No nos basta con proponerte la mejor selección de recetas ligeras y sanas para tus tuppers, queremos que todo sea perfecto. Si eres de los que come con bastante frecuencia fuera de casa, tendrás guardados en el armario un montón de fiamberas.
A la hora de elegir un tupper, si tenemos la opción de escoger entre uno de cristal o de plástico, siempre debemos optar por el de cristal. ¿Por qué es importante? Pues porque es el material que ha demostrado que tener menor migración de partículas a los alimentos. Son totalmente libres de Bisfenol A (BPA) y otras sustancias potencialmente tóxicas. Eso sí, son más incómodos porque pesan más y son más frágiles.
Si apuestas por uno de plástico, asegúrate que es un recipiente que cumple las normas de seguridad alimentaria (no vale usar cualquier recipiente de plástico reutilizable). Para saber que estás ante un tupper apto para guardar comida, tendrás que fijarte que lleve un símbolo de una copa y un tenedor.
Para que tu tupper no se quede con malos olores y sucio y te dure mucho más, te aconsejamos una serie de trucos que te vendrán muy bien. En primer lugar, una de las cosas que se debería de hacer siempre es introducir la meter cuando ya esté fría en el tupper porque si está caliente favorece que los olores se impregnen con más facilidad.
Es importante que nada más terminar de comer, enjuagues el tupper,  aunque sea por encima, porque cuanto más tiempo estén los restos de comida el olor será más difícil de eliminar y la suciedad se quedará pegada.
Otro truco muy efectivo y que muy pocos saben es que para que tu tupper se quede completamente limpio puedes impregnarlo con sal, frotarlo con una esponja empapada de lavavajillas y vinagre blanco. ¡Se te quedará reluciente!
Para quitar los restos de grasa, funciona muy bien dejar enjuagado el tupper durante unos 40 minutos en agua caliente y zumo de limón. Finalmente, ¡frotar y aclarar! Siempre que puedas, intenta evitar guardarlos mojados permitiendo que se sequen al aire.
tracking